El ‘enfermo imaginario…’


Le malade imaginaire es una comedia escrita por el dramaturgo francés Molière en el siglo XVII que nada tiene que ver con la entrada pero, por alguna razón, a mí me recordó a Donald Trump…El león que resultó tan fiero como lo pintaron, parece tener que claudicar tras una amarga derrota electoral y el fantasma imaginario de un sistema corrupto del que ha sido víctima…
Imagen Internet

Los sucesos del Capitolio pasarán a los anales de la Historia junto al relato de los hechos acontecidos bajo la legislatura de Donald Trump, al igual que su actitud prepotente, soberbia y fullera, incapaz de reconocer la derrota. Todo comenzó antes de las elecciones cuando anticipó a bombo y platillo en la precampaña que si no ganaba interpondría recursos varios porque, si las urnas no le daban la mayoría, sería consecuencia de un sistema corrupto: quien avisa no es traidor… Y como si de una profecía se tratara -o tal vez porque ya tenía la mosca detrás de la oreja- el oráculo se cumplió y, una vez recontados varias veces los votos y con la victoria de Biden ante los ojos, Trump inició una treintena de recursos sin lograr que ninguna llegara a buen puerto…Hasta que hace un par de días, antes que el Senado de los EE.UU se reuniera para certificar a Joe Biden como Presidente, Trump, desde la parte trasera de la Casa Blanca, arengó a sus fieles seguidores animándolos a impedir el fraude electoral del que, supuestamente, había sido víctima…Y así comenzó todo…

Pero Trump no sería nadie sin su adeptos y simpatizantes, la mayoría hombres cortados por el mismo patrón entre quienes ha cuajado el denominado ‘trumpismo’. En este caldo del cultivo encontraron su lugar los proud boys (literalmente ‘chicos-orgullosos) una organización radical de extrema derecha que tomó su nombre de una canción del musical Aladín llevada a la gran pantalla por Disney. La organización aglutina ‘sólo a hombres’ que se declaran chovinistas, antifeministas, anticomunistas e islamofóbicos acaudillados por el cubano-estadounidense Enrique Tarrio. En este grupo supremacista Trump ha encontrado fieles seguidores que le han mostrado su apoyo antes, durante y después de los comicios electorales. Para hacerse una idea del calibre de la organización baste saber que los Proud Boys han sido prohibidos por Facebook/InstagramTwitter y YouTube.

El Presidente, que lleva tiempo agitando y dinamizando sus apoyos, hizo ayer lo propio movilizando a una masa conformada por miles de seguidores, algunos armados, quienes luciendo insignias, banderas y otros símbolos acabaron asaltando el Capitolio, emblema por excelencia de la democracia, en el que consiguieron entrar e incluso acceder hasta los despachos de los senadores y senadoras gracias a un evidente fallo de seguridad que ha provocado la dimisión del Jefe de la Policía de turno. En el transcurso de las cuatro horas que duró el enfrentamiento se produjo la comparecencia del presidente electo junto a unos twitt de Trump aconsejando a la turba para que actuara pacíficamente…La movida se saldó con cinco muertos y varios detenidos…Pero avancemos un poco más. Seguro que recuerdan a un joven con un casco de cuernos de búfalo y el torso desnudo, el fanático que encabezaba el tumulto. Pues bien, se trata de Jake Angeli, conocido en las redes sociales como Q-Shaman…

Q-Shaman se convirtió en trending topic en las redes después de su representación durante el asalto como líder al frente de la muchedumbre. El personaje en cuestión es un aspirante a actor metido a conspirador de la extrema derecha cuyo cometido no era otro que hacer fracasar o por lo menos entorpecer y eclipsar el triunfo de Biden, se ha convertido en uno de los más leales seguidores de Trump, promotor de la teoría de conspiración QAnon… Pero ¿qué es la teoría de la conspiración de QAnon? Eso mismo dije yo cuando lo leí… Al parecer se trata de un grupo, nacido en 2017. que sostiene la teoría de que pedófilos y adoradores de Satán gobiernan en secreto el mundo con el fin de derrocar a ‘Donald Trump’…Sueños de grandeza… Según ellos existe toda una red internacional de tráfico de menores que no dudan en “matar y comerse a los niños que raptan” (Sí, a mí también me pareció estar leyendo un cuento). En la lista de los supuestos conspiradores estarían -cómo no- Hillary Clinton, Barack Obama, Bill Gates, Oprah Winfrey, Tom Hanks o Ellen DeGeneres, e incluso al Papa Francisco…

En fin, no sé qué pensar…No comment…Líderes políticos de Europa han denunciado este grave atentado a la democracia y algunos miembros del gabinete de Trump han dimitido e incluso hay propuestas encima de la mesa para obligarlo a abandonar su cargo antes de la toma de posesión de su sucesor. Twitter y Facebook cerraron temporalmente las cuentas del todavía Presidente. Además le han seguido de cerca a él y ‘al maletín nuclear’ -también conocido como ‘el botón rojo’- que, de la mano de un militar le acompaña siempre al igual que el secreto misterioso de los ‘códigos de oro’…Se ve que no se fían, no sea que en un ‘delirium tremens’ le de por lanzar un ataque nuclear que acabe con todo y con todos…

He visto tantas películas y series sobre este tema que mientras escribo tengo la sensación de estar refiriéndome a un hecho ficticio y no real… El caso es que cuando Trump anunció hace cuatro años su candidatura nadie pensó que ganaría. Después cuando ganó, fuimos testigos de sus desplantes a la prensa, del trato a los inmigrantes, del famoso muro, de su salida de OMS, de su dejadez para con el cambio climático cerrando la puerta al acuerdo de París, de su flirteo con los rusos y sus múltiples escándalos y relaciones extramaritales que para nada pasaron desapercibidos así como el juego sucio y los trapicheos de los que ha valido para intentar salirse con la suya… No obstante su falta de ética, su presencia misma y su mala educación que ni siquiera intenta disimular, hacen difícil creer que haya ocupado el que posiblemente sea el cargo con mayor poder en el mundo sin que nada le haya pasado factura… Tal vez por eso, porque se ha sentido el amo, el todopoderoso, el invencible que derrotó al coronavirus en tiempo record, tal vez por todo eso y porque su ego es tan grande – o más- que el poder que ostenta, es incapaz de asumir su derrota…

Hace sólo unas horas en su cuenta de Twitter, un Trump vencido y solo ha reconocido por primera vez la pérdida de las elecciones y el triunfo de su adversario Joe Biden, futuro Presidente, asegurando a la par una transición pacífica…(No sé…Cuesta creerlo) Como tantas otras veces la realidad ha superado la ficción y aunque ‘el león sea tan fiero como lo pintaron’ al final no le ha quedado otra que doblegarse, dejar de ser el ‘enfermo imaginario’ …

Ojalá que el ejemplo de Trump nos haga reflexionar de las corrientes que circulan en nuestro país y nos alerten porque una oleada derechista intenta barrer Europa y arrasar con las políticas y logros conseguidos hasta ahora…Deberíamos aprender de los errores, aunque sean ajenos…

Un comentario en “El ‘enfermo imaginario…’

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .