Acerca de mi

Hola, soy la autora…

Mujer, librepensadora, feminista, humanista, docente e historiadora, traigo ‘de serie’ chip de ‘pensadora y gaditana…’

‘Solo sé que no sé nada’, que ‘el saber no ocupa lugar aunque coge mucho sitio’ y que ‘nunca es tarde si la dicha es buena’…Aprendo a aprender…

El estreno de este nuevo blog (en el que fusiono el contenido de otro anterior) llega de la mano de una situación tan insólita para mi como para todos: la pandemia por COVID-19. Los haghtags #yomequedoencasa, #coronavirus y #covid-19 son los más repetidos estos últimos 20 día de reclusión en nuestros hogares. No en vano se se han hecho virales, por el contrario, han despertado una oleada de creatividad manifiesta en múltiples y variadas formas, dándonos a cada cual la oportunidad de sacar lo mejor de nosotros mismos para ofrecerlo solidariamente a los demás…

Viendo la creatividad y originalidad de los espectáculos en ‘los balcones’ me pregunté ¿qué puedo aportar yo? No canto bien, ni toco ningún instrumento, ni tengo dotes de actriz… Por tener, tengo otras dotes que no vienen al caso y por no tener no tengo balcón lindero a una calle transitada de mi ciudad a la que poder asomarme cada tarde a las 20.00 para compartir los aplausos a nuestros héroes sanitarios y a todos los trabajadores esenciales de quienes depende nuestra subsistencia…aunque aplaudo a solas en el salón de mi casa al compás de la TV… No obstante, y a decri de una amiga bloguera, si que poseo el mejor de los ‘balcones’, uno enorme: mi ‘imaginación’ ‘mi mente’, siempre abierta de par en par, donde habitan pensamientos y cientos de palabras que procuro hilvanar hasta componer textos coherentes, entretenidos y, a veces, incluso bellos…

En este foro, la ‘pensadora gaditana’ vierte opiniones, pensamientos, historias… Siempre desde la libertad de expresión que me ampara, el respeto que me inspiran las vidas ajenas (de los personajes públicos, por supuesto) abriendo el horizonte a la pluralidad y a la diversidad, sin dejar de lado un cierto toque de esa ironía tan propia de nuestra idiosincrasia… No obstante cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia…

Os espero…Gracias…