36 días en ‘Macondo’…

#YoMeQuedoEnCasa

El desayuno es mi comida favorita. Hay quienes solo necesitan una buena taza de café pero yo necesito algo más…Unas buenas tostadas: una de pan de centeno y otra de pan blanco. A veces zumo o alguna pieza de fruta y una taza de café con leche…La preparación requiere una liturgia diferente al resto de comidas, de manera que tanto el café como el pan estén calientes y en su punto. Luego coloco todo sobre una bandeja y me dispongo a disfrutar del pequeño festín… Tanto en verano como en invierno, si el tiempo lo permite, me gusta sentarme al aire libre. Por estas fechas el canto de los pájaros me acompaña. Todo un placer para los sentidos…Y después de este ritual, estos días más valorado aún si cabe, me enfundo en el traje de ‘estar bien’, frase que repito cada día a quienes me llaman interesados en mi bienestar: ‘estoy bien’ les digo…

Alguna que otra vez se me ha ocurrido grabar con el móvil estos trinos mañaneros para enviárselo a mi hija y hacerle llegar sonidos que le recuerden a casa… Ella no quiere olvidar ni yo quiero que olvide…Las mujeres custodiamos y transmitimos la memoria familiar así que desde hace tiempo le desvelo, poco a poco, los ‘secretos culinarios’ , las recetas caseras de algunos guisos, los remedios naturales de algunos males y las historias más relevantes. Un relato que deposito con el respeto que merece todo legado familiar para que, llegado el momento, disponga de esa parte de la herencia que por su esencia emocional e inmaterial, constituye el más valioso cuerpo de bienes que se pueda traspasar…

No sé muy bien por qué me asaltaron todos estos pensamientos… Podría ser que 36 días en ‘Macondo’ den para mucho, incluso para la melancolía y la nostalgia. Tal vez por eso también recordé el nombre de la aldea ficticia recreada en la célebre novela de García Márquez, «Cien años de soledad» <https://www.biografiasyvidas.com/biografia/g/garcia_marquez.htm>. Creo que la idea me surgió mientras escuchaba en un programa de TV diferentes hipótesis sobre el regreso a lo que empieza a denominarse la ‘nueva normalidad’. Me quedé perpleja cuando mencionaron una probable fecha de regreso a la vida tal como era a. c. (antes del coronavirus). No escribiré este dato porque no deja de ser una especulación y no está en mi ánimo preocupar gratuitamente…Lo cierto es que la noticia me dejó desanimada, preocupada y desalentada…Me provocó emociones encontradas, dudas y temores. Y recordé esta magnífica hipérbole llevada al extremo por del escritor colombiano, recreando hasta sus últimas consecuencias la ficción de Macondo con mapa incluido…De repente sentí como si la ficción hubiera cobrado realidad…¿Y si Macondo hubiera tomado vida propia en cada una de nuestras casas? ¿Y si al final nos engañamos creyéndonos figurantes coprotagonistas de un thrailer futurista?

A todos nos asaltan miedos universales y a cada uno los sus suyos propios, como, por ejemplo, el miedo al olvido: el temor a dejar demasiado atrás experiencias cercanas o a personas a quienes la distancia los deja demasiado lejos, pavor de no repetir sensaciones que en su momento no apreciamos o acciones cotidianas que no valoramos…Y entonces recordé aquel capítulo en el que José Arcadio Buendía explicaba a los vecinos de Macondo las consecuencias de la epidemia -también llamada ‘peste del olvido’- y la fórmula que Aureliano, su hijo, encontró para combatirla etiquetando cada cosa con su nombre…Pero lo más llamativo del texto de García Márquez es la capacidad de adaptación de los vecinos que normalizaron hasta tal punto lo que en principio fue una situación de emergencia, que aquella ‘organización eventual’ se convirtió en ‘natural’…Y eso me dio miedo…mucho miedo:

«Cuando José Arcadio Buendía se dio cuenta de que la peste había invadido el pueblo, reunió a los jefes de familia para explicarles lo que sabía de la enfermedad del insomnio, y se acordaron medidas para impedir que el flagelo se propagara a otras poblaciones de la ciénaga. […] Todos los forasteros que por aquel tiempo recorrían las calles de Macondo tenían que hacer sonar su campanita para que los enfermos supieran que estaban sanos. No se les permitía comer ni beber nada durante su estancia, pues no había duda de que la enfermedad sólo se transmitía por la boca, y todas las cosas de comer y de beber estaban contaminadas por el insomnio. En esa forma se mantuvo la peste circunscrita al perímetro de la población. Tan eficaz fue la cuarentena, que llegó el día en que la situación de emergencia se tuvo por cosa natural, y se organizó la vida de tal modo que el trabajo recobró su ritmo y nadie volvió a preocuparse por la inútil costumbre de dormir». (Gabriel García Márquez , Cien Años de Soledad).

La capacidad de los seres humanos para adaptarse es proporcional a la necesidad de supervivencia, de ahí que sea posible la catarsis: hacer de la excepción la norma…

Fortaleciendo vínculos…Entretejiendo vidas…

#YoMeQuedoEn Casa

El confinamiento comienza a pasar factura. Tal vez sea demasiado pronto pues intuyo, a tenor de las noticias, que esto va para bastante largo…El paso de los días sin estar cerca de mi familia o de mis amistades comienza a hacer mella y a la reclusión se suman otras incertidumbres sobre qué vendrá después. Ya no solo preocupa cuándo podremos volver a salir sino cómo serán nuestras vidas después del coronavirus…Porque seguro que habrá un antes y un después, lo que me lleva a pensar si tal vez estemos frente una nueva forma de contar el tiempo, un nuevo cómputo para narrar la historia antes y después del covid (a.c y d.c).

Parece que fue ayer y han pasado 35 días. Recuerdo aquel 13 de marzo con mucho cariño. Fue mi último día ‘normal’ antes del coronavirus (a.c). Pasé la mañana arreglando mi casa. Salí a hacer la compra y preparé todo para compartir mi mesa con una amiga. Ella me regaló su compañía además de una pieza del pan que ella misma hizo y una botella de vino que aún no probé porque me parece demasiado bueno para beberlo a solas… Me recuerdo sentadas en el sofá riendo y bromeando, haciendo chistes con la separación que nos esperaba a consecuencia del confinamiento por el covid-19 que Pedro Sánchez anunciaría al día siguiente…Este fue mi último acto social en tiempos ‘a.c’, un día que permanecerá ligado al olor del pan, al sabor de una comida en compañía, a un albúm de fotos, a los nietos compartidos, al sabor de un vino al compás de una agradable conversación, a un pequeño paseo de vuelta a casa, a risas y, sobre todo, al abrazo cercano, lleno de sincero afecto y amistad…Por ese día: gracias amiga…

Aunque no siempre, algunas veces el cariño y la confianza no se hacen esperar. Como por arte de magia se produce una conexión instantánea y todo fluye: el afecto, la intimidad, la familiaridad…Casi sin darnos cuenta la persona recién llegada enseguida queda incorporada a la ‘familia de amigos/as’, integrándose de inmediato en esos círculos concéntricos conformados en nuestro entorno que nos arropan y reconfortan…El paso del tiempo se encarga de entretejer estos mimbres que, en ocasiones, se vuelven tan potentes e intensos que incluso superan los de la propia sangre… La amistad ahora, tal vez más que nunca, es un valor en alza, seguro y rentable del que recientemente me he apuntado algún que otro tanto. Y como creo más en la ‘causalidad’ y bastante menos en la ‘casualidad’, me muestro constantemente agradecida por las personas que tan oportunamente llegaron a mi vida…

Vivimos un tiempo de obligada distancia, una medida muy difícil de sostener para nosotros los occidentales acostumbrados al lenguaje gestual de natural cercano: Nos damos la mano, nos tocamos el hombro, nos acariciamos la espalda, apretamos el antebrazo…Gestos de afecto, de proximidad, de aprobación, de solidaridad… Y ahora, la higiene sanitaria se impone como una medida necesaria provocando un vacío que solo es posible sustituir mediante el uso de la palabra, hablada o escrita. Las palabras son ahora un instrumento necesario para vehicular, intercambiar y regular el tránsito de sentimientos, emociones y experiencias vitales cotidianas. Solo así podemos fortalecer los vínculos, entretejer nuestras vidas, sostener y afianzar nuestras relaciones…

No nos queda otra que mirar este tiempo con una mirada ‘tierna’, de cuidados delicados del nuestro cuerpo y también del alma, de contemplar los beneficios recibidos, valorar lo bueno que tenemos, recordar con ternura lo vivido y soñarla para lo que nos quede por vivir… Vaya esta hermosa ‘Sinfonía’ para quienes despiertan mi ternura y me regalan la suya…

‘La ternura’ (Sinfonía…Con letra)

És(t)e no es país para viejos…

#YoMeQuedoEnCasa

A menudo recurro a títulos de libros, canciones o películas para encabezar mis entradas…Hay quienes puedan considerar incorrecto usar estos ‘préstamos’. Para mí constituye un gran honor pues al hacerlo ofrezco mi reconocimiento y respeto a sus autores, procurando un uso responsable de su propiedad o legado.

«No es país para viejos» es el título de la película dirigida por Joel y Ethan Coen protagonizada por Javier Bardem (entre otros), estrenada en 2007. El film cosechó cuatro ‘estatuillas’, dos Globos de Oro y otros tantos galardones. Como en otras ocasiones, hubo críticas para todos los gustos , pero a tenor de los premios recibidos se puede concluir que tuvo un gran éxito. El título de la cinta hace referencia a la primera línea del poema «Sailing to Byzantium» del poeta irlandés William Butler Yeats, Premio Nobel en 1923. <https://www.biografiasyvidas.com/biografia/y/yeats.htm>. Butler encontró en la filosofía de Plotino la fuente de inspiración en la que cristaliza su espiritualidad proyectada en una escritura intimista que tanto ha contribuido a la lírica del siglo pasado.

«Navegando a Bizancio» escrito en 1927, a los 62 años, constituye una invitación a revisar las experiencias del pasado que con el transcurrir del tiempo se van quedando en el olvido, arrinconadas en nuestra memoria. No importa la edad (metafísicamente hablando) importa la sensibilidad, la inteligencia, la capacidad de aprender…Viejo o vieja es todo aquel ser humano que pierde el deseo de seguir aprendiendo y en consecuencia, deja de avanzar… El autor utiliza la expresión ‘Navegar’ como alegoría del tránsito entre culturas… Sin más preámbulos, os dejo un acceso a su poemario, recomendando la lectura junto con el poema mencionado, de este otro: «El vino entra en la boca…» Bocato di cardinale para los sentidos…<http://amediavoz.com/yeats.htm>

William Butler ha llegado a mí memoria como excusa perfecta para poner sobre el papel una cuestión que está despertado gran interés entre periodistas, ciudadanos y algunos gobernantes. Diría más, ha creado una alerta de tal calibre que ya está en vías de investigación…Y es que la pandemia se ha cebado con nuestros mayores. El número diario de fallecidos en las Residencias resulta escalofriante, tan llamativo, que aviva la sospecha de que algo se nos escapa o está fuera de control. Así ha comenzado un debate que, justamente ahora, tiene poca solución. A mi, como ciudadana corriente, se me ocurre que los Centros de Mayores hace años que despuntaron como un negocio muy rentable y seguro que ha permanecido, demasiado tiempo, abandonada a su suerte y sin la supervisión necesaria por parte de la inspección pertinente. Tal y como discurren nuestras vidas, sobre todo después de la crisis y los ajustes del Gobierno de Rajoy, resulta complicado que nuestros hijos puedan cuidarnos pues apenas pueden hacerlo de sus propios hijos. Y al calor de estas circunstancias se inició el despegue de estos centros dispuestos a acoger a mayores para darles la atención y los ‘cuidados’ requeridos. Muchos centros se publicitaron garantizando una asistencia amorosa, amor que, aunque no sustituía al de la familia, cubría las necesidades básicas a las que los hijos o familiares no podían responder…

Así fue como se emprendió un negocio que no atiende por caridad sino para lucrarse. Se abrieron Residencias por aquí y por allá. Cerca de donde vivo se estrenó una regentada por una matrimonio que, hasta aquel momento, había vivido de un negocio de ropa y tejidos… Un curso rápido les habilitó para abrir y percibir financiación de la Junta…Y por la módica cantidad de 2.000 euros al mes la habitación privada y 1.700 la plaza concertada en habitación compartida, el Centro se puso en marcha con una lista de espera interminable…Afortunadamente cerró… Bajo aquella apariencia respetable, llena de afectos y mimos, el poco personal de que disponían convirtió el lugar en un triste ‘aparcamiento de ancianos’…Una imagen repulsiva, escalofriante y macabra en la que no me quisiera ver jamás…

Periodistas de investigación indagan sobre las Residencias de ancianos desperdigadas por nuestra geografía que suman un total de 372.985 plazas de las cuales 271.696 se encuentran ubicadas en centros privados, 112.000 de ellas financiadas con dinero público…DomusVi, es la multinacional líder en este sector que mantiene acuerdos con 82 administraciones públicas de distinto nivel…Les invito a leer el artículo del que he extraído los datos anteriores por si están sensibilizados o quieren ahondar en esta cuestión. A mi me ayudó a concluir que hoy más que nunca, éste ‘no es país para viejos’ <https://www.infolibre.es/noticias/opinion/columnas/2020/04/13/la_zona_cero_del_coronavirus_105825_1023.html>.

Al día de hoy, al menos 11. 600 personas han muerto en residencias de mayores por coronavirus sobre un total de 18.579 fallecidos…https://elpais.com/sociedad/2020-04-15/al-menos-11600-personas-han-muerto-en-residencias-de-servicios-sociales-por-coronavirus.html…Asusta…Da qué pensar…

Dime con quien andas…

#YoMeQuedoEnCasa

En 2014 el Popular Juan Manuel Moreno Bonilla fue nombrado por el astuto dedo de Mariano Rajoy para sustituir a Javier Arenas, hasta aquel momento Secretario General del PP andaluz, tras haber cosechado varios fracasos electorales consecutivos…Ser asidua del programa ‘El Intermedio’ tiene alguna ventajilla como, por ejemplo, poder recordar y reír al mismo tiempo. Y lo digo porque me vino a la cabeza un programa que realizaron cuando se acercaban las primeras elecciones encabezadas por el nuevo líder. En esa fecha una de las presentadoras se desplazaba hasta Málaga, donde Moreno Bonilla había ejercido como Concejal. A pie de calle la periodista preguntaba a quienes pasaban si lo conocían…Y la verdad es que un 90% no tenía ni idea de quién era ese tal Juanma Moreno. Ni ellos ni nadie fuera del PP andaluz… Entonces resultaba imposible adivinar, ni siquiera él, que años después acabaría desbancando a mismísima Susana Díaz en la Presidencia de la Junta, aunque para ello fuera necesario pactar con el mismísimo diablo… Y así fue como este barcelonés, nieto materno de un jornalero socialista (qué cosas eh?), currante de Hispano Olivetti y Seat, trabajador en grandes almacenes, estudiante inquieto, de dudosos objetivos profesionales que asistió primero a la Universidad Laboral de Málaga, comenzó la carrera de Psicología (que abandonó) y finalmente cursó Magisterio, aterrizó en la política tras afiliarse al PP con 19 años.

Hasta aquel momento el joven Juanma tuvo dos cosas claras: una, su afición por el rock -de hecho fue vocalista de dos grupos locales: ‘Lapsus psíquico’ y ‘Falsas realidades’… Estos nombres hacen pensar que tal vez el chico sí que tenía habilidades como futurólogo o, al menos, que algo presagió-…La otra, su vocación política, carrera en la que se inició en 1993 haciéndose cargo de las Juventudes Populares, desde donde saltó al ámbito municipal en 1995 como Concejal en el Ayuntamiento de Málaga…

No obstante, la sorpresa llegó hace apenas dos años, cuando la política comenzaba a rezumar grandes cambios y transformaciones tras la aparición en escena de nuevos partidos que aportaban nuevos aires, nuevas formas e ideas y hasta un discurso renovado que trataba de demoler o difuminar las clásicas coordenadas derecha-izquierda en las que andábamos anclados…Aquel año Moreno Bonilla hizo realidad un sueño…mejor dicho, dos: el suyo y el del PP, que conquistaba así el gran bastión socialista, leal y firme desde el nacimiento de las Autonomías. Un amplio territorio con una población directamente proporcional al número de votos que podría sumar el Partido Popular en las Generales… Y mientras el flamante presidente apenas podía dormir por la emoción, otros y otras pasamos alguna noche de insomnio conteniendo la rabia, la impotencia y la vergüenza, sobre todo ante la certeza de que el PP obtendría la Presidencia aliándose con Ciudadanos y con VOX…Una pesadilla hecha realidad…

Y de aquellos polvos estos lodos…Porque no es que quiera hacerles publicidad, más bien todo lo contrario…Lo que pretendo es llamar la atención de lo está ocurriendo hoy en mi Comunidad y lo que te rondaré ‘moreno’… Y para ilustrarlo acudo a nuestro refranero, siempre tan rico y tan sabio: «dime con quién andas y te diré quien eres…» Y es que VOX ha bebido de las fuentes del PP. Son lobos con piel de cordero y lo quieren todo. NO son de fiar, no están del lado del pueblo, les interesa mantenerlos en la ignorancia para manejarlos a su antojo y doblegar su voluntad…Sólo quieren el ‘poder’ para devolvernos al caciquismo y a la Andalucía del ‘señoritismo’… «Quien con lobos anda, a aullar aprende…» En eso están tanto unos como otros, aprendiendo las artimañas del engaño, jugando con la esperanza y la necesidad de quienes les votaron…Porque «los que se acuestan en el mismo colchón, se vuelven de la misma opinión»…Ya tardaban…Esto pasa: Que para que gobernara el PP tenían que hacer concesiones bajo cuerda, o sea, ‘nadar y guardar la ropa’… Pero estamos en mitad de la legislatura y los socios quieren cobrar sus rentas ¿qué mejor excusa que el coronavirus? La crisis por la pandemia les ha brindado la ‘ocasión de oro’ para aprobar un Real Decreto que les deje las manos libres para actuar, perdón, quería decir privatizar, porque eso es lo que persiguen: mudar lo público en privado dotándoles, al mismo tiempo, de todas las ventajas tanto de lo primero como de lo segundo…Todo para nosotros, nada para vosotros… <https://www.juntadeandalucia.es/boja/2020/513/BOJA20-513-00005.pdf>.

El Real Decreto modifica 21 leyes y seis decretos autonómicos, así, del tirón, de una atracada, sin pestañear…Y todo, según parece, ‘por nuestro bien’, para garantizar que nos recuperemos económicamente cuando comience la ‘desescalada’ y los andaluces nos incorporemos a nuestras actividades y volvamos a la ‘normalidad’… Según El País «el decreto elimina controles administrativos, mientras que para el Gobierno de coalición de PP y Ciudadanos limpia de trabas burocráticas la marcha de la economía»…Les dejo el artículo por si quieren saber de qué estoy hablando<https://elpais.com/espana/2020-04-14/el-gobierno-recurrira-el-decreto-andaluz-que-cambio-27-leyes-de-una->tacada.html> Según parece, el Gobierno recurrirá este Real Decreto al apreciar una «invasión de competencias estatales en dos materias: patrimonio histórico y sector audiovisual»…

Lo decía unos post atrás y lo repito ahora: el coronavirus no solo ha provocado una situación de evidente gravedad, pérdidas humanas irreparables y consecuencias económicas sin precedentes sino que, por si no fuera poco, se ha convertido en el tema ‘recurrente’, una cuestión en la que se parapetan quienes pretenden actuar por la puerta de atrás, aprovechando la cortina de humo para hacer ‘A’ diciendo ‘B’. Y nos cogen con los ojos cerrados, débiles, aislados, vulnerables, llorando a nuestros enfermos, de duelo por nuestros muertos…Hemos bajado la guardia, nos hemos refugiado en nuestras guaridas al calor de las series o pelis de risa, cansados y saturados de tantas noticias que sólo hablan de picos, mesetas, mascarillas, fallecidos y parados…El miedo se apodera de nosotros. Necesitamos un halo de esperanza, una luz en el camino y una mano amiga que nos guíe…Pero cuidado porque «cuando el río suena…» Así que ‘ojo y oído porque, sin saber o sabiendo, hemos ‘entregado las llaves de casa’ a nuestros peores enemigos…

Ni ‘coronas’ ni ‘virus’: ‘salud’ y ‘república’…

#YoMeQuedoEnCasa

Hoy se celebra el 88 aniversario de la proclamación de la II República española, cuya declaración vino precedida de la abdicación de Alfonso XIII, abuelo del Rey Emérito (el Rey de Oro de la ‘baraja’, símbolo de la ‘abundancia’…) y de su esposa Mª Cristina de Habsburgo.

Las circunstancias históricas son excesivamente complejas, pero baste recordar que, en aquel entonces, la monarquía había quedado «deslegitimada» tras consentir la Dictadura de Primo de Rivera y su intento por devolver a España la ‘normalidad constitucional’, cosa que fracasó…Corría el mes de febrero de 1931 cuando el Rey dio por agotada la denominada ‘dictablanda’ de Berenguer -último intento de restaurar el orden en una España caótica- convocando elecciones para el domingo 12 de abril. Los resultados se decantaron a favor de los republicanos socialistas en 41 de las 50 capitales de provincia, mientras el medio rural daba la mayoría a los concejales monárquicos…Al día siguiente el periódico republicano “El Progreso” titulaba en portada “Triunfo de las izquierdas. ¡Hurra!”, mientras la portada del ABC titulaba “GRAVE SITUACIÓN POLÍTICA»… Algunas cosas no han cambiado…

El 14 de abril de 1931, la bandera tricolor ondeaba en Valencia, Barcelona y Éibar pero no en Madrid, pendiente de la decisión del rey. Allí, en la capital, concretamente en el domicilio del doctor Marañón, los líderes republicanos se reunían con el conde de Romanones para decidir el destino de la Familia Real. Alcalá Zamora, al frente del Comité Revolucionario, presentó un ultimátum al Rey: el monarca debía marcharse ‘antes de la salida del sol’, como sucedió…De ahí que Aznar (el de entonces) pronunciara la famosa frase: España se acostó monárquica y se levantó republicana

Hasta aquí bien. Pero como mujer y feminista me interesa destacar el papel activo que las mujeres desempeñaron en esta etapa de nuestra Historia así como también los logros y libertades que República nos otorgó entonces, poniendo en valor el avance y el impulso que significó para aquellas ciudadanas invisibles en una sociedad dirigida por hombres y para hombres…No es la primera vez que observamos a las mujeres vinculadas la los movimientos obreros, a luchas civiles ni por el derecho a la educación y al voto: Teresa Claramunt, María Cambrils, Soledad Gustavo, Emilia Pardo Bazán, Carmen de Burgos ‘Colombine’ y un largo etcétera de mujeres, hicieron posible una parte importante de nuestros actuales éxitos. Sin embargo la lucha femenina en pro del acceso a la educación y la alfabetización venía desde mucho tiempo atrás, posiblemente desde la irrupción del socialismo utópico, aunque no se nos haya enseñado como tal o sí, pero tergiversado, versionado o adaptado a nuestro género…

Los derechos concedidos al amparo de aquella Constitución representaron un punto de inflexión: el derecho al voto; el acceso a la vida pública y a la educación; la conquista de derechos civiles (Ley de Divorcio 1932, Ley del Aborto, iniciativa de la ministra de Sanidad y Asuntos Social y anarquista, Federica Montseny, una ley que se aplicó en Catalunya según dispuso el gobierno de la Generalitat); la extensión asociativa (a las conocidas Agrupaciones Socialistas Femeninas se unieron otras anarquistas como Mujeres Libres; la Asociación de Mujeres Antifascistas (AMA); la Sección Femenina procedente de la Falange Española y las ‘Margaritas’, mujeres que procedían del movimiento carlista)…

Sirvan estas breves pinceladas para subrayar el protagonismo femenino durante esta etapa y sus conquistas que, como se ha comprobado, se extendían a todos los ámbitos de la vida. «Su acceso al mundo político, su papel protagonista y dinamizador en la luchas sociales, sus conquistas laborales y legales, convierten a la Segunda República en el régimen que posibilitó el protagonismo de la mujer y el desarrollo del feminismo. El franquismo se encargó a partir de 1939, y durante casi cuarenta años, de sepultarlo por medio de los paredones de ejecución, la cárcel, la represión y el exilio»

En estos tiempos que corren con el ‘coronavirus’ de por medio amenazando ‘con volver’, no merece la pena parapetarse detrás de falsos patriotismos… Así que alto y claro: yo ni ‘corona’, ni ‘virus’, mejor ‘salud’ y ‘república’… Estaría bien que aplauso reiterado desde nuestras ventanas y balcones en favor de quienes nos cuidan, hoy se prolongara como homenaje a los hombres y mujeres fusilados durante la República, porque ni ellos entonces, ni muchos de nosotros ahora, pudieron ni hemos podido, despedir a nuestros muertos… A ver qué si tiene algo que decir la ‘derechona’ …

Iglesia y mecenazgo…

#YoMeQuedoEnCasa

A pesar de prometerme a mí misma no atender demasiado a las noticias para no deprimirme más allá de lo justo y necesario, llevo varios días que, aún sin prestar oído, me llega un goteo de noticias que tienen que ver con la Iglesia y el covid-19. A decir verdad, casi todas las noticias forman tándem con el coronavirus, ese virus que engorda a base de tragarse nuestras vidas, nuestra economía, nos aparta de seres queridos y merma nuestras libertades… La pandemia ocupa los primeros planos de la información, algunas televisiones y canales de radio están entregadas por entero al análisis estadístico, médico, económico y político del día a día. Los tertulianos y tertulianas continúan colaborando desde casa, aportando puntos de vista, haciendo predicciones sobre la ‘nueva vida’ después del confinamiento…El caso es que el coronavirus, como una buena capa, está ocultando otros problemas y cuestiones que están quedando rezagadas en nuestra memoria. ¿Quién se acuerda del desfalco del Rey Emérito? ¿De la supuesta renuncia a la herencia del actual Rey? ¿Qué pasa con el IBI de la Iglesia? …

Hace apenas un par de día, en una cadena de radio local, un periodista preguntaba a un representante eclesiástico (no sé que rol desempeñaba) sobre su participación y colaboración en beneficio de los afectados por la epidemia…No escribiré lo que pensé en ese momento…Podría, acogiéndome a la libertad de expresión, que también yo conozco mis derechos…Pero no lo haré por respeto a quienes simpatizan con la institución… Porque la respuesta hacía alusión a las acciones de Cáritas y Cruz Roja, organizaciones gestionadas por laicos…O sea que de lo que se han preocupado es de movilizar al voluntariado para que den la cara, mientras ellos se colocan las medallas y reparten bendiciones que para eso son gratis…Como si ese fuera su único cometido…O sea, que como los grandes estrategas, piensan y toman decisiones desde sus confortables despachos. Ordenan, mandan y dedican palabras bondadosas que hablan de ‘caridad’ y ‘amor al prójimo’…Acciones a pie de calle, compromiso directo con la ciudadanía, poco, muy poco…

En la misma cadena, escuché también las declaraciones del Obispo de una diócesis cercana, a quien se le interrogaba sobre el posible pago del IBI, impuesto que el Ayuntamiento de la ciudad desea cobrar de aquellos edificios propiedad de la Iglesia, que no están destinado ni al culto ni a la docencia. El señor Obispo se reía a carcajadas mientras hacía referencia -se ve que están bien informados- a la Ley de Mecenazgo, añadiendo su extrañeza ante la pretensión del alcalde (por cierto, de Unidas Podemos). Concluyendo que si tenían que pagar, pagarían…Faltaría más pensé…Y me mu.

El concepto ‘mecenazgo’ se remonta a tiempos de Cayo Plinio Mecenas, consejero político de César Augusto, defensor e impulsor de las artes en la Roma Imperial y protector de jóvenes talentos que destacaron en el terreno de poesía, entre quienes podemos señalar a Horacio (Vid. post anterior <https://wordpress.com/blockeditor/post/lapensadoragaditana.blog/1139>). Durante el Renacimiento el mecenazgo fue más allá de la poesía, extendiéndose a las artes en general. En la actualidad abarca tanto a las artes y las letras como a la ciencia y la investigación…

«El actual régimen fiscal de las Instituciones de la Iglesia Católica en España deriva, en primera instancia, del Acuerdo entre la Santa Sede y el Estado Español para Asuntos Económicos suscrito el 3 de enero de 1979», tiene rango internacional y estuvo refrendado por el Congreso y el Senado. Dicho tratado está regulado de forma similar con más de cien países y prevé una serie de beneficios fiscales para «una lista cerrada de entidades de la Iglesia» entre otras: Conferencia Episcopal, Diócesis, Parroquias y Órdenes y Congregaciones religiosas…Desde 1979 hasta hoy se han introducido pequeñas modificaciones acordes con nuestro régimen tributario, siendo la más importante la que se efectúa en diciembre de 2002 tras aprobarse en España la denominada ‘Ley de mecenazgo’ que, para sorpresa de todos, ensanchó considerablemente la amplitud de exenciones fiscales de las que ya gozaba la Iglesia…

Como no soy experta en asuntos del fisco, dejo en enlace para quienes quieran profundizar en los pormenores de esta ley… <https://www.portantos.es/regimen-fiscal> No me responsabilizo de la indignación que pueda provocarles conocer las prebendas que la actual Institución mantiene en los tiempos que corren y, sobre todo, el cabreo con los políticos que a estas alturas no tienen el ‘valor’ de recortar privilegios y desamortizar bienes, si fuera necesario, en favor de los marginados y pauperizados por la crisis y la pandemia…Al fin y al cabo, tenía entendido que esta era la esencia, la naturaleza y el fin último que persiguieron aquellas primeras comunidades, estandartes de libertad y caridad cristianas…

Nota: Vaya por delante mi reconocimiento a los hombre y mujeres de buena fe, peones en el tablero de ajedrez, con la mirada en el cielo pero con los pies en la tierra…Ellos y ellas colaboran y arriesgan en primera fila de batalla…Cuidan y preservan la esencia del ‘mensaje’ y constituyen los auténticos pilares de esta Institución…No caeré en el tópico porque sé que todos o todas ‘no son iguales’… Afortunadamente…

Pensamientos hilvanados…

#YoMeQuedoEnCasa

‘Atravesando la luna’ Foto: mp_dc

Esta mañana me levanté temprano y desayuné en mi pequeño porche. Nada ostentoso pero ciertamente un lujo en estos tiempos que corren… Y mientras me llevaba la taza a los labios, levanté la mirada y me tropecé con la imagen de una luna mañanera, como yo. Bastó inclinarme un poco para que la vista me engañase y pareciera cruzada por un cable. No sé por qué se me antojó un hilo tembloroso dirigido hacia el ojo de una aguja, dispuesta a atravesar pedazos de tela hasta dejarlos cosidos…Esa fue la primera reflexión del día y desde ese primer pensamiento, comencé a hilvanar una idea con otra… Y en esa tarea estaba, cuando entré rápidamente en casa, para coger mi cámara… Un click después… ¡voilà!

A pesar de haber escrito una y otra vez que parece que vivamos el ‘día de la marmota’ no es verdad…Hoy se cumplen 29 días de confinamiento. Ninguno ha sido igual a otro. El ánimo presenta tantos picos como las estadísticas del covid o más…Para todos está siendo un reto permanecer tanto tiempo recluidos, aunque para algunos sea más complicado por cuestión de espacio, por la convivencia con personas no deseables, por escasez de recursos, por falta de comodidades, porque se junten muchos o, como en mi caso, demasiado pocos…También he repetido hasta la saciedad la oportunidad introspectiva que representa el confinamiento y cuánto podemos aprender…En mi caso no solo estoy aprendiendo a base de mirar dentro sino también fuera. Y he descubierto que, además de mi familia, tengo unos sólidos cimientos afectivos, seguros e incondicionales. Son mis amigas y amigos que me asisten en la distancia y en proximidad…Me aconsejan qué hacer para protegerme. Me envían su cariño en forma de puesta de sol, de días nublados, de verdes prados o una foto con máscara de protección… De algunas apenas me separan unos pocos minutos. Todos y todas me hacen (y les hago) compañía a diario. Me soportan, me animan, me hacen reír, se ríen conmigo y con mis cosas, me envían wasaps de buenos días y besos de buenas noches… Con algunas más que otras comparto mis miedos, mis incertidumbres…Con todos mis puntos de vista, las noticias, los últimos datos de la pandemia y proyectos de vernos, de invitarnos a comer y, sobre todo, de abrazarnos… Son mi soporte vital en este tiempo en el que la soledad cansa, pesa, absorbe, conmueve, asusta, invade, aísla, inquieta, aburre, sobrecoge e intimida…Y sobre todo me deja desnuda en la más absoluta vulnerabilidad…Toda una lección que, en un plis plas, me hace comprender que la independencia y la autosuficiencia es pura falacia. Todos necesitamos de todos o por lo menos de alguien, de una mano amiga tendida porque no siempre podemos levantarnos solas…

Y como toda tesis tiene su antítesis, en el reverso de la cara generosa y afable, descubro en mi ‘ha de haber’ a otras personas a las que quiero, cuya ausencia me escuece y en algunos casos, de tanto escocerme hasta me duele… No dudo que puedan tener sus razones y no seré yo quien las contradiga, las censure o las juzgue…No es tiempo de rencores, ni de ajustes de cuenta. Sencillamente las echo muchísimo de menos…Y empiezo a pensar si esta emoción fluye sólo en una dirección… Corro un tupido velo con la esperanza de estar equivocada…

Y conforme escribo, porque la inspiración campa libremente y por su cuenta, me viene a la cabeza una famosa ‘Oda’ del poeta romano Horacio: «Carpe diem, quam minimum credula postero», es decir «Aprovecha el día, no confíes en el mañana.» Y eso hago…O eso intento hacer… Porque, como Leucónoe, no sé qué me tendrán reservado los dioses…

En fin que hoy me levanto hilvanando pensamientos, cosiendo ilusiones, reviviendo destellos fugaces de deseos cumplidos y sin cumplir, aparcados o pendientes. Intentando alejarme de lo que no puede ser para atender mejor a lo que es posible o probable… Entre una cosa y otra media un espacio enorme, vacío de certidumbres y, por qué no decirlo, lleno de miedos hoy por hoy fundados…

Realidades paralelas…

#YoMeQuedoEnCasa

Amanece un día más…Gris, blanquecino, nublado y ni una señal que me recuerde que hoy es Jueves Santo…Supongo que muchos se preguntarán cuándo acabará este ‘día de la marmota’ y qué harán cuando se levanten las medidas de confinamiento y se nos permita salir…¿Nos lanzaremos todos como caballos desbocados a la calle?… Esto le preguntó Évole a Juanjo Millás en una reciente entrevista para su programa. Millás, tirando de su conocida peculiaridad, primero disertó en torno a una idea que yo misma he señalado en alguna ocasión sobre el valor de los preámbulos y la importancia de saborear las vísperas de los acontecimientos. Una espera, tan a menudo desaprovechada e inadvertida que, no obstante, constituye un suculento aperitivo para nada despreciable, ni siquiera ante la expectativa de un buen festín…Y concluido su detallado prólogo, el escritor incidió en su idea de ‘no salir’ el ‘primer día que se pueda salir’, afirmando taxativamente que lo aprovecharía para invitar a comer a sus amigos, reservándose la salida para el segundo día…

Supongo también que muchos se sienten más que nunca, parte integrante de una colectividad con la que estamos conectanos y de la que dependemos…A menudo me pregunto ¿qué haría yo sin todas esas personas cuyos trabajos son esenciales para mi supervivencia?. Somos seres gregarios e interdependientes, una afirmación que pronuncio con una consciencia adquirida desde la vivencia de lo que está sucediendo, al tiempo que experimento la sensación de vivir en una ‘realidad paralela’ a la verdadera porque ésta, no deja de ser una realidad ‘inventada’ para sobrevivir. Hemos reinventado nuestras vidas metidos en nuestras burbujas, contemplando desde dentro lo de fuera, observando lo ajeno a través de pantallas, conversando a base de llamadas o wasap… Vivimos hoy sin atrevernos a esperar demasiado del mañana, alegrándonos que el tiempo pase dejándonos libres de la enfermedad… No hacemos planes, no proyectamos viajes, no miramos la agenda ni quedamos con amigos para ir al cine o para pasear…Parece que empezamos a acostumbrarnos, que incluso adoptamos nuevos hábitos, algo que los filósofos no consideran negativo más bien al contrario pues algunos encontraron en el retiro y la soledad, el clima idóneo para desarrollar sus pensamientos y teorías…

Por ejemplo, Michael de Montaigne se retiró solo a su castillo para dedicarse a escribir. En aquella soledad, transformó la idea del diálogo con los demás en una conversación consigo mismo, tratando de dar respuestas a sus interrogantes… Arthur Schopenhauer no sólo era un misántropo sino un solitario empedernido al igual que NietzcheHannah Arendt afirmó que “en soledad siempre surge un diálogo, porque incluso en soledad siempre hay dos”. No obstante, no es necesario que nos volvamos ermitaños aunque dada la coyuntura, no estaría de más reflexionar sobre las virtudes y bondades de ‘saber estar solos’… Entonces comprobaremos que las posibilidades se vuelven infinitas. Y es posible que si buceamos dentro de nosotros, descubramos con asombro lo mejor de nosotros mismos… 

Y es que de los filósofos, esos seres extraños y raros, podemos aprender mucho…Aunque seguramente de quien más podamos aprender sea de nuestras experiencias personales, individuales e intransferibles…Tenemos una oportunidad: no la malgastemos. Estoy segura que saldremos indemnes y fortalecidos… Y si no sobrevivimos, habremos podido aprender hasta el final…

«Coragem, nervos de aço e sorte…»

#YoMeQuedoEnCasa

Señor primer ministro, cuente con la colaboración del PSD. Todo lo que nosotros podamos, ayudaremos. Le deseo coraje, nervios de acero y mucha suerte. Porque su suerte es nuestra suerte… Estas fueron las palabras que el jefe de la oposición dirigía al Primer Ministro portugués, Presidente del actual gobierno… El vídeo, subido a las redes por el periódico digital Público, muestra la otra cara de la moneda representada por los líderes de la derecha española quiénes, lejos de sus homólogos lusos, se muestran decididos a poner palos en la ruedas, dificultar, entorpecer, confundir, enfangar y sembrar el desánimo y las dudas en una ciudadanía que necesita más que nunca poder confiar en quienes tienen la sartén por el mango…Juzguen y vean…

Incrustado desde Youtube

Nuestros vecinos portugueses a quienes estamos unidos por un pasado común, con quienes compartimos la historia peninsular bajo los reinados de los ‘Felipes’, nos dan una auténtica lección de patriotismo ofreciendo su apoyo, en estas difíciles circunstancias, al actual gobierno. No es la primera vez que lo hacen pues en otra intervención anterior, el líder de la derecha lusa solicitaba la ayuda de la banca, a la que Riu Rio dedicó algunas frases llenas de franqueza y sentido común:  «La banca no puede ganar dinero con la crisis […] Si la banca presenta en 2020 y 2021 lucros abultados, esos lucros serán una vergüenza»…

Portugal se adelantó a proclamar el estado de alerta y con apenas una semana de diferencia, los datos se decantaron a su favor. Al parecer, la huida de los turistas que se precipitaron a salir del país y una menor concentración de la población, han sido factores que han corrido a favor en el contador de afectados y fallecidos por el virus. También es verdad que el país vecino fue el último en Europa Occidental que detectó el primer afectado por el Covid 19 lo que ocurrió en Oporto, ciudad en la un ciudadano procedente de Italia dio el primer positivo…

No obstante las verdadera diferencias, puestas a establecerlas, no vienen por la gestión o las medidas que ambos países han tomado frente a la crisis sino por la actitud colaborativa de los líderes de la oposición. Y mientras en Portugal observamos una actitud de generosidad, en España comprobamos la chulería, prepotencia y negativismo de una extrema derecha que se mantiene anclada en el pasado alimentando un discurso y unas propuestas obsoletas, más propias del autoritarismo que de la democracia. Dicha formación aprovechaba su intervención en el Congreso para solicitar la ‘dimisión en pleno del actual ejecutivo’ e incidir en la propuesta de un ‘gobierno de emergencia nacional’ cuya presidencia sería elegida por los tres partidos con mayor representación en la Cámara, esto es, PSOE, PP y VOX, al frente del cual se nombraría a alguien con perfil técnico. Alguien que, sobre todo, haya demostrado ‘amar a España y a los españoles’… Tremenda barbaridad, solemne abstracción que dirigía, con tono sereno y convencido, Macarena Olona, a la sazón Secretaria General del Partido, ante un hemiciclo semivacío acorde a las circunstancias… La diputada, por cierto, hacía su entrada luciendo un look verdaderamente rompedor, último grito ‘anti-covid19’, aderezando el modelo con guantes y mascarilla verde caqui adornada con bandera de España en lateral derecho -como no podía ser de otra manera- atuendo que ha desatado el furor de las redes…Me da por pensar si no sería éste el verdadero objetivo perseguido por la formación pues, es de sobra conocida, la destreza con la que se mueven en este medio.

Y por si alguien que no lo sabe aún, entre los posibles candidatos y por ende, técnicos y confesos amantes de España y de los españoles, los de VOX proponen esta triada: Rosa Díez, Aznar o Felipe González…

Y mientras estos hablan de un nuevo gobierno, el principal partido de la oposición se dedica revisar las cuentas del gobierno, deslizando la idea del engaño sobre el número de fallecidos y afectados por el coronavirus. Toda un chorreo de afirmaciones que se contradicen con la de los Presidentes de las Comunidades Autónomas quienes, por el contrario, sean del signo que sean, defienden haber proporcionados los datos de los que disponían …Ruido, ruido, ruido…Nadie pone en valor el esfuerzo del contrario…

Y así va el país y así vamos todos y todas…Un debate que lejos de ser constructivo no solo entorpece la gestión de los actuales responsables sino que muestra una total ausencia de respeto por los ciudadanas y ciudadanos enclaustrados, asustados y amenazados ante una crisis económica cuyas consecuencia nadie se atreve a imaginar… Tal vez deberíamos tomar nota del país vecino, porque nos guste o no, ‘la suerte del gobierno será también la nuestra…’

Vivir a cielo raso en tiempos de pandemia…

Etiquetas: #YoMeQuedoEnCasa, sin techos, covid 19, opinión

Pasan ya 25 días de confinamiento. Supongo que como os ha ocurrido a cualquiera de vosotros, mi rutina se ha alterado y modificado aunque, en mi caso, no especialmente. No obstante, he de reconocer que existe un abismo entre permanecer en casa por gusto y hacerlo por obligación, aunque dicha obligación sea de carácter moral y solidario… Los primeros días me llegaron al móvil cantidades ingentes de bromas hasta el punto de llegar a pensar, apenas un instante, que la reclusión no parecía ser una medida tan dura, sobre todo si añadimos una casa limpia, el frigorífico lleno, varias plataformas para ver pelis o series, libros y ‘papel higiénico’ suficiente para una temporada…Nada más lejos…Ya sé que resulta una reflexión material, individualista y superficial en exceso…Y sin que sirva de excusa, alegaré en mi defensa que al igual que toda hija de vecina, aquellos primeros días viví bajo una especie de shock, imagino que colectivo, un estado que me incapacitaba para calibrar la verdadera dimensión de cuanto estaba ocurriendo…Hemos visto demasiadas películas de ficción y en esta ocasión, nosotros no somos los espectadores sino los protagonistas…Afortunadamente esta ‘enajenación mental’ fue muy transitoria’. Enseguida recobré la cordura y con ella pasé de la inconsciencia a la realidad, de la realidad al miedo y del miedo a la incertidumbre…

El Gobierno nos pidió el pasado 14 de marzo que nos quedáramos en casa, que hiciéramos ese esfuerzo por el bien de todos incluido el nuestro…Así comenzó a correr por la red lo que hoy ya está grabado en nuestra memoria como una marca indeleble: #QuédateEnCasa…La radio, la prensa, la TV, las redes han colaborado a difundir este lema que nunca olvidaremos y que las futuras generaciones estudiarán en los libros de Historia…Pero ¿cómo se quedan en casa quienes no la tienen? En España existen aproximadamente unos 40.000 ‘sin techos’. Hombres y mujeres que duermen en nuestros parques, cajeros automáticos, edificios abandonados o en cualquier escalón de una gran finca donde casi nadie entra y sale…Allí amontonan mantas, ropa, cartones y una bolsa con enseres varios. Un patrimonio material que suelen abandonar a ratos -sin miedo alguno a perderlo de vista- cuando se mueven a buscarse un café, pedir un cigarro o asearse… Ellos parecen haberse liberado de la sensación de desconfianza que a la mayoría nos impulsa a agarrar un poco más fuerte el bolso cuando los vemos venir… Su seguridad nace de la inseguridad, de la provisionalidad a lo que suman una ‘norma tácita’ que impera en el colectivo que no es otra que el respeto por la miseria ajena…

Hace unos días escuché en la radio a uno de estos hombres de la calle, explicando las dificultades ‘añadidas’ que padecían a consecuencia del confinamiento: «no hay ni una colilla en el suelo , ni restos de comida en los bares, ni una lata de cerveza a medio acabar…» Con más miedo que vergüenza, muchos han dejado de ir al comedor social donde ya no les dan un plato de comida sino un bocata. Algunas ciudades han habilitado lugares a donde pueden ir a dormir, como IFEMA, que dotó al pabellón con 150 camas agotadas en el plazo de una hora… En este estado de alarma, los sin techos, los marginados, continúan viviendo a cielo raso. Ellos, los solitarios, los invisibles, figurantes de este thriller se han convertidos ahora, en protagonistas ‘visibles’ que deambulan en los escenarios vacíos que son nuestras calles y plazas… Mientras, en las ciudades muchas casas se llenan de ‘ausencias’… Y mientras escribo, por arte de birlibirloque, vienen a mí los versos de Neruda que siempre me recuerdan a mi hijo:

«…Es una casa tan grande la ausencia
que pasarás en ella a través de los muros
y colgarás los cuadros en el aire»

Y no sé por qué recordé también la famosa fábula de Esopo ‘La cigarra y la hormiga’ y con ella la secuencia de la Santa de ‘Los lunes al sol’, que sonaba en mi cabeza con la voz de Javier Bardem… En la escena él comienza a leer al niño la fábula de ‘la cigarra y la hormiga’. De repente se cabrea y suelta una profunda reflexión a modo de reivindicación, propia de un político sindicalista afirmando: «Esto no es así…Porque lo que aquí no se dice es por qué unos nacen hormigas y otros cigarras…porque si naces cigarra estás jodido…»

Pues eso… Muchos está jodidos… Detrás de cada sin techo hay una historia de vida que no conocemos y no sé si habrá alguien que merezca haber nacido cigarra ni sé por qué yo merezco el honor de ser hormiga… Lo que sé es que este ‘estado excepcional’ se ha convertido en un observatorio desde el que visualizar realidades que nos pasaban desapercibidas y comenzar a apreciar el resurgimiento de actitudes colectivas olvidadas…Ojalá que la ‘normalidad’ de la excepcionalidad se instale cuando recuperemos la ‘normalidad’ normal…Y perdonen el juego de palabras…

Ya no basta con rezar…

Ayer el Presidente del Gobierno se dirigió nuevamente a la nación…Empieza a parecernos habitual que comparezca los fines de semana para advertirnos sobre los peligros de salir a calle y aconsejar que permanezcamos recluidos en casa…Así, un Pedro Sánchez revestido de una solemnidad a mitad de camino entre hombre de Estado y ser humano, comunicaba a los ciudadanos y ciudadanas la decisión de una nueva prórroga del estado de alerta que se extenderá, en principio, hasta el 25 de abril…

Al principio, hace apenas un mes, se hablaba del ‘alcanzar el pico’…Un poco más adelante se colaba el término ‘meseta’ para instalarnos el un ‘pico’ extenso y prolongado. Días después se hacía alusión a la idea de ‘doblar la curva’ , de invertir el sentido, hasta ahora, in crescendo…Finalmente, esta última semana, ha penetrado en nuestro vocabulario otra nueva locución: ‘desescalar’. Es decir, descender desde la ‘meseta’, lo que viene a significar reducir el número de contagios y de ingresos a fin de descongestionar y aliviar los hospitales y, con ello, al personal sanitario, necesitado imperiosamente de un descanso o receso…

En las grandes ciudades se han habilitado ‘hospitales de campaña’, ‘morgues’ para albergar fallecidos… Hoteles medicalizados, ‘arcas de Noé’ para albergar a sanitarios y enfermos leves… Camping que han cedido para bungalows para familias sin techo, donde más que una pandemia parecen vivir esas vacaciones que nunca tuvieron …La Seat ha cambiado la producción de coches por respiradores… Decathlon fabrica mascarillas protectoras que pronto llegarán a los centros sanitarios… Fábricas de calzado transformadas, de un día para otro, en industria textil dedicada a la confección de mascarillas y batas…’Economía de guerra’ que lo llaman algunos medios… Arrimar el hombro, digo yo…’Sacrificio, resistencia, moral de victoria’ eso se nos pide a los españoles por boca de nuestro Presidente…

Pertenezco a esa generación que estudiaba el catecismo y recibía clases de religión (católica, claro) obligatoriamente…Me enseñaron la metáfora de ‘El Cuerpo Místico de Cristo’, una alegoría muy recurrente por cierto, que trata de meternos a todos en el mismo saco. El Cuerpo representa a la Iglesia, cuya cabeza simboliza a Cristo y los miembros encarnan la asamblea de creyentes…Pues bien, ahora que gran parte del Cuerpo está enfermo y moribundo, ¿dónde está la Iglesia? ¿por qué no se oye su voz a través de sus representantes? Hasta hace nada, día sí día también, voceaban desde los medios de comunicación opinando sobre el aborto, el matrimonio, el feminismo…Y ahora parecen desaparecidos… Es verdad que han prohibido los ‘besapiés’ una práctica antihigiénica allá dónde las haya, que dan la hostia en la mano (cosa que ya se hacía), el abrazo de la paz se ha sustituido por un nuevo gesto: inclinar la cabeza. Y los bancos y confesionarios han sido desinfectados… A estas medidas se ha sumado otra de carácter económico, aunque no voluntario, y en algunas ciudades la Iglesia deberá parar el IBI como todo hijo de vecino. Una medida que aplaudo y solicito se haga extensiva, obligatoria y definitiva en todo el país de ahora y para siempre…

El Cuerpo Místico muere a gran escala. Mueren aquí, en nuestra realidad cotidiana, en las ciudades y pueblos donde vivimos. Y muere allá, en otros países más o menos lejanos. Mueren ricos y pobres, mayores y jóvenes, la mayoría solos, sin el acompañamiento de seres queridos, al calor de extraños que estrechan sus manos y los lloran…E incluso hay quienes mueren en la más miserable de las miserias…Así nos llegan las imágenes de Guayaquil (Ecuador). En sus calles los cadáveres aparecen aparcarlos a la puerta de las casas, a la espera que una Administración sobrepasada, los retire…Escenas dantescas que me llevan a considerar la suerte de vivir en un país privilegiado, a pesar de sus deficiencias… Mueren los pobres más pobres a quienes se les priva incluso de la dignidad…Durante siglos, desde los púlpitos, la Iglesia ha dirigido magníficos sermones y citado una y otra vez el evangelio: «Cuanto hicisteis por uno de estos hermanos, por mí lo hacéis…» (Mateo 25: 31-46). Ante lo cual y, reiterándome en la dialéctica hegeliana, si toda tesis tiene su antítesis: ‘lo que NO hicisteis por ELLOS, por Él tampoco…’ Ahora rezar no basta.

La prensa católica y de derecha, publica algunos artículos señalando el cierre obligado de las parroquias así como diversas iniciativas por parte de algunos sacerdotes que aprovechan las nuevas tecnologías para que los católicos puedan oír misa y confesar. Alguno incluso se subió al tejado con toda la parafernalia, custodia incluida, a dar la bendición a los parroquianos y a quienes pillara de por medio…El conocido ‘padre Ángel’ que ya hace tiempo abrió las puertas del templo que dirige a sin techos e inmigrantes, hace lo propio ahora más que nunca. Es una de las pocas ‘voces en el desierto’, un soldado raso de Cristo. A los ‘jefazos’ de la diócesis, obispos y arzobispos, no se les ve a pie de calle…Imagino estarán parapetados en sus grandes y confortables casas, servidas con buenas viandas sus mesas, llenas sus despensas y sus ropas perfumadas y aireadas en sus enormes armarios cual anticristos…Mientras gente anónima -entre quienes se encuentran ateos, agnósticos y creyentes no practicantes- abanderan movimientos solidarios destinados a paliar la soledad de la reclusión y acompañar la soledad de la enfermedad y la muerte…

Dejen de dar la espalda a quienes más lo necesitan, cuando más lo necesitan…»Empieza por hacer lo necesario, luego haz lo posible y pronto estará logrando lo imposible»…Me repito, ahora ya no basta con rezar…Yo, ahí lo dejo,,,

Ni héroes ni villanos: escépticos, insolidarios y necios…

#YoMeQuedoEnCasa

‘Quien más quien menos’, como canta el maestro Sabina, lo ‘ha negado todo’…Por encima del bien y del mal, cuál seres tocados por una varita mágica, indestructibles, superiores, casi infalibles, algunos hombres que se saben grandes como los Estados que lideran, han mantenido una actitud ciertamente escéptica frente a la pandemia, mientra el resto de los mortales comenzábamos a padecer las consecuencias del coronavirus…

Tramp, haciendo gala de su prepotencia y de una ignorante sabiduría a la que ya nos tiene acostumbrado hizo alarde de saberlo todo, voceando que ‘el calor’ mataría al virus…Sólo era cuestión de tiempo o del clima…Incluso se atrevió a poner fecha al final de la pandemia que, según él, sucedería a primeros de abril…Se equivocó… Nueva York, Los Ángeles y Chicago están guardando desde hace días la cuarentena junto con 45 estados más. Las estadísticas son escalofriantes: 211.408 casos positivos por COVID-19 ; 4.718 fallecimientos; 8.805 recuperados.

Internet

En el número dos: el premier británico, Boris Johnson. Al igual que su homólogo estadounidense no estableció medidas desde primera hora. Por el contrario, mantuvo en vigor las salidas de los ciudadanos, dejó que abrieran los establecimientos, bares y pub además de permitir que se celebraran maratones en algunas ciudades…Como si no fuera con ellos, como si el ‘brexit’ incluyera la exención de la enfermedad… Hasta que el Primer Ministro tuvo que rectificar, siendo uno de los primeros en contagiarse…A veces la vida nos obliga darnos un baño de humildad…No viene mal a ningún mortal, menos a quienes se sienten superiores al resto…Su discurso fue verdaderamente duro: «Debo sincerarme con ustedes, con el pueblo británico: muchas familias van a perder a sus seres queridos antes de tiempo», argumentando que «si se introdujesen medidas demasiado pronto para impedirlo terminarían siendo inefectivas». Finalmente decretó el cierre de gran parte de los establecimientos y la reclusión domiciliaria de la población…

En el tercer puesto tenemos ‘al hombre de los abrazos’: Andrés Manuel López Obrador, presidente de México que animó a sus habitantes a disfrutar de la vida y a continuar con las muestras de cariño, convencido de que el virus no les afectaría ni haría mella en su país. Afirmaciones atrevidas por parte de quien se cree investido con poderes extraordinario y virtudes sobrenaturales, entre ellas, la capacidad de adivinar el futuro…Y mientras él sentenciaba así de categórico, el COVID19 iba abriéndose camino, dejando una estela de infectados a su paso…El líder mexicano confía en el poder de los amuletos y de las plegarias: ‘Detente enemigo, el corazón de Jesús está conmigo’, un billete de dos dólares y un trébol de cuatro hojas «son sus guardaespaldas». Nada más peligroso que alguien con complejo de ‘Dios’…México también tuvo que decretar la cuarentena…

Y en último lugar, nada más y nada menos que el ‘supermachote’ Bolsonaro. El ultraderechista que se pasaba los consejos de la OMS y de su Ministro de Salud por los bajos fondos, lugar por donde suele pasarse la mayoría de los temas y cuestiones sociales que no le preocupan porque no entran en su mente estrecha y retrógrada…Por dos o tres veces despreció la emergencia sanitaria y tal como hiciera nuestro Ortega Smith, salió a darse un baño de multitudes, cual ‘pecho lobo’ , abrazándose con sus simpatizantes, lo que provocó numerosas críticas y hasta tres solicitudes de ‘impeachment’, cosa se lo trae al pairo…«Este virus ha traído histeria y algunos gobernadores, a mi entender, están tomando medidas que van a perjudicar mucho a nuestra economía» Afirmaba. Eso además de declarar dos días de fiesta por su cumpleaños y el de su esposa…Hoy por hoy, Río de Janeiro y Sao Paulo concentran en mayor número de casos y han decretado el estado de emergencia, desmarcándose del Gobierno federal…

Y esta es la imagen de la sin razón…Las tumbas cavadas en el Brasil, a costa de la vanidad de Bolsonaro para vergüenza de todos…

Nadie está tan cerca de la estupidez como aquel (o aquella) que se cree naturalmente sabia… Estas grandes naciones se merecerían gobernantes más preocupados por su ciudadanía y menos atentos a sus ambiciones… Más cercanos a las miserias terrenales y menos ocupados en su inmortalidad…No son ni héroes ni villanos, simples mortales escépticos, insolidarios y sobre todo, necios… Y líbranos de mal… Amén…