Amalia Cabrera, la pionera de la fotografía…

Internet

La historia de la fotografía se remonta a mediados del siglo XVIII. En aquel entonces el francés Nicéphore Niépce (1765-1833) tuvo la idea de unir la cámara oscura y un material fotosensible en un solo dispositivo. No quedó ahí su agudeza consiguiendo, posteriormente, fijar esa imagen en una placa de peltre impregnada en betún de Judea y… ¡voila! Consiguió la primera fotografía… A partir de ahí el mundo de la imagen y de las cámaras fotográficas no dejado de avanzar.

No obstante, como en otras tantas disciplinas, la larga lista de fotógrafos destacados con frecuencia omite o invisibiliza el nombre de muchas mujeres que practicaron este noble arte y con gran éxito. Las mujeres fotógrafas también han sido olvidadas o eclipsadas, quedando sus nombres difuminados entre los grandes genios que han acaparado los titulares, reconocimientos y premios. Por eso me parece justo hacer una mención que sirva, a la par, de digno homenaje a quien fuera la primera mujer andaluza que ejerció este oficio como profesión: Amalia López Cabrera.

Amalia nació en Almería en 1836 y fue hija de Antonio López, comerciante que vivió en la calle Posada junto a su mujer y otros tres hijos más dos criada, signo de una posición social cuanto menos, holgada. En aquel barrio creció y se educó la joven, quien apenas con 20 años conoció al jiennense Antonio López Vizcaíno, viudo, editor e impresor con quién contrajo matrimonio en 1858. Él ya tenía de tres hijos mayores y ella que carecía de más responsabilidad que estar atenta a su casa, en una ciudad extraña y sin apenas amigos, se veía necesitaba distracción…

En aquel tiempo había llegado a la ciudad un Conde que, se decía, enseñaba “magia” con una “cámara oscura”, habladurías que despertaron la curiosidad de Amalia quien, sin pensarlo dos veces, se presentó en su buhardilla. Mujer instruida y asidua lectora, ya había oído hablar del daguerrotipo (proceso por el cual se obtiene una imagen en positivo a partir de una placa de cobre recubierta de yoduro de plata) que en aquel tiempo ya estaba haciendo furor entre la clase acomodada francesa, cuna de su descubridor. Así fue como Amalia se convirtió en discípula del Conde Lipa, y su primera alumna. La joven, comenzó a trabajar y descubrir los secretos de las placas, los baños de plata y la extremada lentitud de las exposiciones, hasta que adquirió pleno dominio y convenció, sin demasiado esfuerzo a su marido, para abrir su propio estudio, el primero regentado por una mujer en 1860.

El gabinete estaba situado en la Calle Obispo Arquellada, número 2. Almería, su ciudad natal, aún no contaba con estudio fotográfico cuando Amalia ya fotografiaba niños jiennenses vestidos de adultos (como se estilaba entonces), hombres con sombrero y puro e incluso las célebres fotografías postmortem propias de la época… La fotógrafa rotulaba sus tarjetas como Amalia López de López, siguiendo la costumbre de añadir el apellido del esposo e insertaba en la prensa local, carteles publicitando su estudio. Respecto al material, poseyó modelos de cámaras –suponemos que las últimas del mercado- capaces hacer grandes negativos. Su profesionalidad quedó manifiesta tras su participación en la Exposición Aragonesa de Zaragoza en 1868, compitiendo con otros afamados fotógrafos nacionales del momento, destacando en retratos daguerrotistas y varias panorámicas de la Catedral de Jaén. Tras estallar la revolución de 1868, conocida como “la Gloriosa” que acabaría destronando a la reina Isabel II, Amalia marchó con su familia a Madrid, ciudad donde su marido se había asociado para poner en marcha un proyecto editorial que resultó ruinoso. Es aquí, en la capital, donde se pierde la pista de la insigne fotógrafa. Se sabe que en Madrid murió su marido en 1899 y, según opinan los expertos, seguramente fallecería ella en los primeros años de la siguiente centuria.

Otras fotógrafas famosas españolas de las que seguramente NO habrán oído hablar, entre otras muchas olvidadas serían:

1.- Joana Biarnés i Florensa, Tarrasa 1935-2018. Fue la primera mujer española que adoptó la carrera profesional de ‘reportera gráfica’. Trabajó para el Diario ‘Pueblo’ hasta que descubrió a los Beatles en Madrid…A partir de ahí fue fotografa de Raphael, Sara Montiel, la Duquesa de Alba, Lola Flores, El Cordobés, Serrat, Massiel y una larga lista de famosos a los que inmortalizado…

2.- Cristina García Rodero, Puertollano, Ciudad Real, 1949. Fotógrafa contemporánea, ha dedicado gran parte de su obra a recorrer España y captar sus tradiciones y fiestas populares.

3.- Isabel Steva, “Colita”, Barcelona 1940. Fotógrafa contemporánea que ha retratado a numerosos artistas, escritores, intelectuales de la Barcelona de los 60-70. Cuenta con una larguísima carrera que continúa en la actualidad. Su galería es una prueba evidente de su prolifero trabajo…

4.- Isabel Muñoz, Barcelona 1951. Fotógrafa contemporánea Premio Nacional de Fotografía 2016… En 1986 realizó su primera exposición fotográfica. Actualmente sus obras pueden contemplarse en la Casa Europea de la Fotografía (CEF) en París, el New Museum of Contemporary Art, de Nueva York, el Contemporary Arts Museum de Houston y colecciones privadas. Su página web recoge numerosas obras.

5.- Rocío Montoya, Madrid 1983. Una joven fotógrafa contemporánea curiosa, a quien gusta experimentar de ahí que ejecute retratos jugando con la naturaleza y los coll