Mujeres en el “banquillo” de la RAE: María Moliner

María Moliner (Imagen Internet)

Recientemente se ha adjudicado la silla “M Mayúscula” de la Real Academia de la Lengua y entre los aspirantes, el premio ha recaído sobre un varón, Juan Mayorga… Dramaturgo gana a filóloga y otra mujer, Dolores Corbellá, se sienta en el banquillo…

Será que me suena la historia y me viene a la memoria lo sucedido con doña María Moliner, a quien tampoco aceptaron los estirados de la Real Academia que vetaron su entrada y le negaron  el privilegio de otorgarle un asiento…por algo sería…Será quizá porque me identifico más con los matices de la escritura femenina o porque como ella siempre me gustó recoger palabras y buscar su significado por lo que sobre mi mesa de trabajo, en una esquina, reposa su Diccionario de Uso del Español, una edición del año 2000 que me regaló mi hijo Álvaro por mi cumpleaños en el 2004…Tengo la costumbre de fechar y firmar mis libros y en este caso, conservo entre sus páginas la tarjeta de felicitación que me escribió…

Hace poco se cumplieron 50 años de su publicación. María Moliner, natural de un pueblo de Zaragoza, fue bibliotecaria y lexicógrafa. Mujer de voluntad incansable, fundó 105 bibliotecas con el objetivo de acercar la lectura al ámbito rural. Según cuenta su propia hija, un día comenzó a reunir palabras de uso de la calle y de la prensa que escribía a lápiz sobre unas cuartillas a la par que anotaba sus significados. La recopilación de su paciente trabajo llegó a conformar una obra dos veces más larga que elaborada por la RAE. Tardó 15 largos años en acabar la primera edición que contenía 1750 voces, aunque en la actualidad reúne 5500…

El amor de María Moliner por las palabras no conoció límites. La peculiaridad de su obra reside en su preocupación por la expresión, por explicar cada término de manera clara y sencilla, sin perder por ello consistencia, calidad o rigor que, para mi gusto, nada tienen que envidiar a nuestro diccionario oficial. Al ser el suyo,  un diccionario de uso, recoge expresiones de la calle y algunas tan curiosas  como por ejemplo chupa-chups o san jacobo que no vienen en el de la Real Academia. (Por lo visto estas cosas son más propias de vulgo…)

Otra características es la inclusión, entre corchetes, de la pronunciación de voces anglosajonas como por ejemplo passing shot [pásin shót] o drag queen [drág cuín]; abreviaturas comunes como PVP o PVC …Y si por curiosidad buscan la conjunción ‘que’ observarán la cantidad de expresiones coloquiales que recoge: lo dijo él, ‘que’ no yo…’Que’ yo sepa, no vino…’Que’ tenga yo que aguantar esto…! Tampoco olvidó incluir en orden de las palabras, las que empiezan por ‘ch’ antes que lo aprobara la Real Academia en 1994 contando, además, con un fantástico apéndice gramatical, sencillo, breve y claro…

En el trabajo de María Moliner confluyeron su vocación por la lectura y el amor por las palabras a las que sumó una enorme paciencia y tesón a largo de los años que duró la realización de su obra, pues como otras tantas mujeres, alternó su profesión con las responsabilidades propias de la maternidad. Afortunadamente su encomiable tarea ha gozado de enorme reconocimientos: una obra de teatro, ‘El Diccionario’; una Ópera que lleva por título su propio nombre; una película ‘María Moliner. Tendiendo palabras’,  dirigida por Viki Calabia, recién estrenada, así como también un documental colgado en youtube con fecha del año 2012 y además un programa en RTV Española, de la serie dedicada a las Mujeres en la Historia, como lo más representativo.

Desgraciadamente, su biografía contiene episodios que entristecieron los últimos años de su vida: la muerte de su marido y el diagnóstico de una terrible enfermedad que la privó de lucidez  su mente maravillosa, pues padeció arterioesclerosis cerebral desde 1975 hasta su fallecimiento el 22 de enero de 1981.

Finalmente quiero añadir que Mujeres en Red. Periódico feminista, contiene diferentes artículos dedicado al uso del lenguaje no sexista, una reivindicación en la que las feministas actuales llevamos ya muchos años. Y para aquell@s que queráis proyectar vuestra implicación en la lucha por la igualdad, que tanto estamos reivindicando en la actualidad, que sepáis que existe la denominada “Lupa violeta”,  un programa corrector para lenguaje sexista en word que puede descargarse gratis…María Moliner, lo hubiera usado…