Un mundo raro …

Imagen: mp_dc

En nuestro país las cosas no van bien. El covid sigue haciendo estragos al tiempo que mina más y más nuestro ánimo, por lo menos el mío. A pesar de levantarme cada día haciendo la misma autoreflexión, poniendo en valor mi salud y cuanto tengo como capitales que me permiten vivir dignamente, sin estrecheces, con comodidades y la despensa llena, por no hablar de mis habilidades para llenar el tiempo con múltiples aficiones entre ellas este blog y gozar de la compañía incondicional de mi preciosa y querida galga que hace mi soledad menos sola… Aún así, llevo días de ‘encefalograma plano’, sumida en un estado a mitad de camino entre melancólico y triste. No puedo evitar pensar que vivir va más allá de estar viva al igual que morir trasciende el acto mismo de la muerte…

Entre lo posible y lo probable, entre lo que puedo y quiero, entre lo que deseo y no alcanzo, lo que tengo y lo que no tendré, lo que espero y desespero… En este océano de añoranzas, dudas e incertidumbres me dejo estar, me reconozco, me miro y me veo… Intento no bajar la guardia, mantener la mirada puesta en el horizonte anhelando otear tierra firme para sentirla bajo mis pies… Luego llega ese instante en que me recoloco, recupero la compostura y tomo las armas, cual guerrera, para que el covid no me quite más de lo que ya me ha quitado: compañía, proximidad, viajes, cine, teatro, amigos, ilusiones, abrazos, besos…Todo queda anotado por partida doble, en el ‘haber’ y en ‘debe’ para cuando sea posible saldar, al menos, una parte de la deuda…Mientras, vivo despacio aunque tenga prisa, intento recordar que, en esta ocasión, casi todo puede esperar y que, al margen de la salud, es difícil distinguir entre lo urgente, lo importante y lo necesario…Y siempre, como dice la canción, la sensación de venir de ‘un mundo raro’ porque casi nada es como era…y ahí lo dejo…

Finalmente, tras varios días de escrutinio (aún sin acabar) los medios de comunicación americanos pertinentes, anunciaron la ‘buena nueva’: Joe Biden es el 46 presidente electo de los EE.UU. Según dicen los expertos gana Europa -sobre todo Alemania- pierde Rusia y China comme ci, comme ça. La era Trump pasa a la historia aunque es seguro que no se marchará sin dar la batalla y montar algún que otro show tal y como nos tiene acostumbrados…Nunca una elecciones habían generado tanta expectación e incertidumbre más allá de las propias fronteras, o eso me parece a mí, tal vez porque nunca antes alguien tan ‘peculiar’ había alcanzado una presidencia del calibre de los EE.UU. Y es que Trump ha logrado transformar a ‘la persona en el personaje’ hasta el punto de no diferenciarse. Resulta harto difícil saber dónde acaba una y comienza el otro porque ambos comparten la escena en la representación de una parodia que se inició el mismo día en el que salió elegido. Por eso, aunque se vaya se queda y su sombra permanecerá en la sociedad americana a la que, hoy por hoy, ha conseguido dividir y confrontar. A Trump no se le puede negar la creación de un estilo de gobierno, el Trumpismo, sustentado en las redes, en las falsas noticias, en verdades sospechosas de no serlo, en mentiras difíciles de probar … Una gobernanza que ha promovido un descarado nepotismo, una tramposa manera de manejar las instituciones en favor propio que, no obstante, ha arrastrado tras de sí a parte de una sociedad diversa, multicultural y multirracial a pesar de su evidente misoginia y xenofobia. Así que bienvenido sea Joe Bidem, a quien de entrada hay que agradecer su talante conciliador, sus buenos, educados y sosegados -modales que contrastan con la actitud beligerante, agresiva, soberbia e iracunda de su oponente- que transmiten una calma, sosiego y prudencia que los americanos y el mundo entero agradece y necesita en estos tiempos que corren. Habrá que esperar…

El sabio duda y reflexiona, el ignorante simplemente afirma…

Imagen Internet

Dicen los expertos politólogos que vivimos una crisis sin precedentes. Una convulsión mundial agravada por la pandemia que está levantando ampollas en todos los ámbitos: social, político, económico y, por ende, en la vida personal de la ciudadanía. Al gobierno de España le llueven las críticas. Seguramente, cuando este episodio pase a los libros de Historia, quedarán reflejados los pecados cometidos por error y por omisión. Siendo justos esto no podía estar previsto en ningún guión y hubiera dejado fuera de juego a cualquier otro gobierno. Sin embargo, también es cierto, que asistimos a una oleada de prepotencia, protagonismo, ambición política y lucha de egos que, lejos de beneficiar, siembra el caos y la confusión. Creo que muchos coincidirán conmigo en que nuestros políticos parece que se hayan puesto de acuerdo para cantar a coro aquella canción popular tan propia de las excursiones de colegio de ‘monjas’: ‘vamos a contar mentiras tralará…’ Sin lugar a dudas estamos frente a una profunda crisis política a la luz del comportamiento de nuestros dirigentes, incapaces de abandonar los intereses partidistas y unirse en favor del bien común. Los elegimos para que nos representaran pero sólo se representan a sí mismos. No estaría de más que bajaran del pedestal para recapacitar un poco. Ahí les dejo una gran frase de un célebre filósofo (no está claro si fue Aristóteles): “El sabio duda y reflexiona, el ignorante simplemente afirma…” El que quiera entender que entienda…

Lo cierto es que la pandemia va para largo, como largo se nos hace el tiempo que nos separa de nuestros seres queridos que no están a nuestro lado o no pueden venir a visitarnos ni nosotros podemos ir a verlos…Atrás y muy lejos parece haber quedado la euforia de los aplausos, las canciones solidarias y demás iniciativas destinadas a subirnos la moral y mantenernos firmes y cuerdos…Todos sabíamos que la desescalada llegaría a la par que el verano para desatascar la economía, intentar salvar los trastos y evitar el hundimiento de miles de familias que viven del turismo y la hostelería…Pero aparecieron los rebrotes y la segunda oleada llegó antes de tiempo desencadenando las disputas entre los líderes de las diferentes formaciones, enzarzados unos con otros como niños que se pelean ‘a ver quien la tiene más grande…’ Las Autonomías en disputa unas contra otras y casi todas contra el gobierno central… Y así estamos: el Gobierno propone y la Comunidad dispone…Donde la Sanidad recomienda el Tribunal Supremo enmienda…Política judicializada y justicia politizada… ¿Hasta cuando aguantaremos sumisos y aborregados? El país avanza no por la eficacia de nuestros dirigentes sino por la eficiencia de sus ciudadanos…Alea iacta est

No obstante, más allá del covid también hay vidas y también hay muertes y con ellas soledad, desolación, abandono, crueldad, maltrato, decadencia y pobreza. La pandemia tiene su propia cara pero también múltiples aristas. El colapso sanitario obstaculiza la atención de enfermos crónicos y oncológicos, por no hablar de las inversiones en ensayos casi todo a cero y paralizado porque ahora lo primero es una vacuna que nos salve del coronavirus… Pero ¿quién salvará a los enfermos crónicos y a los pacientes de cáncer? El covid ha caído sobre el planeta como un manto que lo cubre todo ocultando lo que quedó debajo…Ahora apenas oímos hablar de la violencia contra las mujeres justo cuando más tiempo conviven con el enemigo. En lo que va de año 33 fueron asesinadas. Las estadísticas de Europa Press muestra datos escalofriantes… Tampoco se oye nada sobre refugiados, seres humanos desamparados, desasistidos, dejados a su mala suerte, abandonados por una Europa que paga a segundos y terceros para establecer campamentos donde los mantengan apartados de las ciudades tal y como sucedió en el caso de Turquía, o se lavan las manos como Pilatos y quitarse ese lastre de encima…Finalmente, de tarde en tarde, casi diluida entre las noticias sobre el coronavirus, se reseñan algunos datos sobre la pobreza y las denominadas ‘colas del hambre’ … Largas filas de pobres de solemnidad, venidos a menos a consecuencia de la pérdida del empleo. En este sentido es justo señalar la labor que vienen realizando Cáritas, ONGs, bancos de alimentos e incluso asociaciones vecinales cuya tarea encomiable pasa casi desapercibida a la par que dejan al descubierto lo que podría llamarse ‘solidaridad entre iguales’…No he visto nunca ningún ‘abrigo de visón’ ni ningún bolso de ‘Prada’ colgado de una mano generosa que reparta alimentos con envoltorios de afecto… Nunca tan elogiable desempeño mereció tan alto honor como en esta ocasión lo ha tenido el Programa Mundial de Alimentos de la ONU, Premio Nóbel de la Paz en este año 2020. Enhorabuena a todos aquellos que lo han hecho posible gracias a su generosidad.

Imagen Internet

«Spain is different»

Según consta en la hemeroteca, este famoso slogan probablemente pudo haberse gestado a instancias de la mente ‘lúcida’ de don Manuel Fraga, a la sazón, Ministro de Información y Turismo en 1963, ministerio desde el que se lanzó la conocida campaña publicitaria. Los Historiadores de la época han otorgado la autoría a Luis Bolín, un personaje estrechamente vinculado a Franco. El tal Bolín era periodista metido a embajador y consejero personal del Dictador desde antes de la guerra, el mismo que consiguió el Dragon Rapide en Londres que llevó al Caudillo de Canarias al continente donde le esperaban los golpistas.

En 1963 España era un país atrasado al que Bolín pretendía lanzar con su lema a fin de atraer a los foráneos europeos -ingleses, alemanes y nórdicos, particularmente- para que gastaran aquí sus dineros (entonces libras, marcos y coronas) ofreciendo a cambio todas aquellas sensibilidades y matices esparcidos por nuestra geografía, materializados en aquellos aspectos folclóricos que, en su criterio, concretaban nuestra singularidad e idiosincrasia a la par que diferenciaba nuestro país del resto del viejo continente: toreros, cantaoras, caballeros quijotescos, burlones sanchos, pícaros seductores y guapas mujeres morenas, las mismas que inspiraron la mítica copla de Manolo Escobar que decía: “la española cuando besa, es que besa de verdad…”, clichés que se fueron consolidando como exponentes definitorios de una España en la que proliferaban tantos botijos como jornaleros… En fín que el país se nos llenó de ‘guiris’, de mujeres rubias enamoradas de toreros que alardeaban subidos al burladero para brindarles la faena mientras ellas, en pie, apretaban la montera contra su pecho al grito de ¡y olé…! Y también de hombres altos de ojos azules que bebían fino y hacían sus pinitos en los tablaos flamencos, aplaudiendo a los pícaros de turnos que se las daban de famosos a quienes nadie conocía…Entonces no nos consideraban ‘europeos’ pero el buen clima, sobre todo del sur, las tapitas de bar y esos hosteleros entregados, siempre dispuestos a complacer al turista y a ceder atentamente porque ‘el cliente siempre lleva razón’, repuntaron poco a poco nuestra economía hasta escalar una mejor posición en el ranking y difuminar el adjetivo que coleaba junto al sustantivo ‘país’ (‘atrasado’). Así fue como nos convertimos en destino turístico por excelencia…

En la década de los 70 regresó de Inglaterra la cantautora Cecilia quien compuso la canción “Mi querida España”, canción cuya letra fue censurada por la Dictadura. La original decía: ‘esta España viva, esta España muerta’, reflejo atrevido y crítico de la patria en los años finales del franquismo. Patriotismo atrevido sí pero cariñoso y exento de fanatismo que, quienes gobernaban, no quisieron tolerar…Corría el año 1975 y no aún no se podía hablar de ‘España muerta, España ciega o España en dudas…’ Obstáculos que la autora salvó dedicando hermosos elogios a una patria que aceptaba a pesar de todo, a tenor de los versos que decían: “quiero ser tu tierra, quiero ser tu hierba cuando yo me muera…” tal como sucedió poco tiempo después…

Da la impresión que el imaginario colectivo quiso conservar la idea que subyace al slogan y muchos han seguido empeñados en proyectar esa imagen de país diferente…Y así nos va…No hace todavía mucho la Ministra de Trabajo Fátima Báñez, en pleno auge de recortes y el subidón del paro, agradecía de antemano a la ‘Virgen del Rocío’ su ayuda para salir de la crisis… Y ahora proliferan los nostálgicos del pasado que auguran, cual profetas, la apocalipsis de este país, según dicen, en manos de comunistas y populistas. Gurús que intentan sembrar el pánico con el pánico, que hablan de gobierno ilegítimo y antidemocrático, ellos, herederos del ‘yugo y las flechas’, de las camisas azules, de la España del caciquismo, de los pobres pidiendo puerta a puerta o de la misa del domingo a las 12.00… La España de los ‘Botejaras’, del folclore, de la religiosidad popular, de las procesiones, de las romerías y las hornacinas en las calles…

En pleno siglo XXI algunos parecen haberse detenido en el lema, Spain is different, y para muestra un botón…Dicen que la fe mueve montañas y también el ánimo del escultor cuyas manos han modelado la imagen de la Virgen de Nuestra Señora del Confinamiento, protectora de los fallecidos por covid-19… Talla nacida del cincel de Juan Antonio Carrera Páramo, esculpida durante la alarma por coronavirus. La imagen ya ha visitado la ciudad de Cádiz donde fue expuesta en la parroquia de Lourdes. Un pequeño periplo por la bahía antes de llegar al que será su destino definitivo: uno de los altares de la capilla sacramental de los Terceros de la metrópoli de Sevilla…Enhorabuena a los amigos del culto ‘Mariano’ por esta nueva pieza de imaginería religiosa…Y a los melancólicos de la ‘otra España’, la del pasado… Que la Virgen del Confinamiento, mediadora y protectora de los enfermos y difuntos por covid nos coja a todos confesados… Amén…