Domingo de Pascua…

La Pascua​ ―también llamada Pascua de Resurrección,​ Pascua Florida,​ Domingo de Pascua,​​ Domingo de Resurrección​ o Domingo de Gloria― es la fiesta central del cristianismo,​​ en la que se conmemora, de acuerdo con los evangelios canónicos, la resurrección de Jesucristo al tercer día después de haber sido crucificado ..

El Pésaj (pascua en hebreo) conmemora la liberación del pueblo judío de la esclavitud de Egipto, relato que contiene el libro del Éxodo en el Antiguo Testamento. Es la fiesta equivalente a la Pascua cristiana, un tiempo litúrgico que comenzó tras el carnaval y va precedido por las carnestolendas (los tres días anteriores al miércoles de ceniza), el miércoles de ceniza, la cuaresma y la Semana de Pasión. Judaísmo y cristianismo, históricamente enraizados, comparten esta celebración considerada  una fiesta religiosa por excelencia que recuerda la Resurrección, el paso de la muerte a la vida…

Por segundo año consecutivo celebramos la Semana Santa de otra manera. El año pasado confinados y este perimetrados pero tanto en uno como en otro aficionados, cofradías y hermandades se han encargado de no dejar la Semana Santa en el olvido. Las hermandades de diferentes ciudades han promovido diversos actos (exposiciones, audios, vídeos…). La prensa y la TV han tirado de archivo y paseado las cámaras a lo ancho de nuestra geografía a fin de mostrar la diversidad de tradiciones culturales y religiosas en torno a este importante evento. Las ciudades con ayuda de las autoridades han tirado de ingenio y así hemos visto el ‘tronocar’ valenciano, una especie de ‘papa móvil’, en mi opinión de pésimo gusto y peor estética, que ha paseado algunas imágenes por la capital. Por otro lado, los templos de casi todas las localidades han abierto sus puertas de par en par para que los vecinos, los mismos que pasarán de largo el resto del año, hagan colas de más de una hora para desfilar ante Cristos y Vírgenes para poder rezar o derramar dos fervorosas lágrimas para después, una vez aliviada el alma, reconfortar el cuerpo en algunos de los bares del entorno. Departir con la familia o los amigos en torno a una buena mesa, quitará la pena de no poder disfrutar de la esperada Semana Grande…Así es. Así somos. Todo esto también conforma nuestra identidad, nuestra idiosincrasia que, curiosamente, resulta sumamente atractiva para los extraños…En definitiva, la sociedad quiere recordar que es tiempo de procesiones, de penitentes, de cirios, de bolas de cera, de mujeres de mantilla, de roscos, de torrijas, de bandas de músicas, de flores, de pétalos de rosa que caen como lluvia, del crujir de túnicas y de los varales de palios de plata y oro que suenan por las esquinas o se balancean en las cuestas, al ritmo que marcan los pies de los costaleros que danzan y calzan los pasos de Vírgenes Dolorosas, portadoras de puñales, madres de luto por la muerte del Hijo de Dios… La máxima expresión de la religiosidad popular, la concepción religiosa de la Pasión marcada a fuego en la memoria de generación en generación, conservada, casi intacta, en el imaginario colectivo desde tiempos remotos…

Y llegó en domingo de Pascua que pone punto final a esta Semana. No sé por qué recordé aquello que me enseñaron de pequeña en el colegio: comulgar al menos una vez al año por Pascua Florida, el tercer mandamiento, de obligado cumplimiento para todo buen católico que se precie…Entonces lo aprendí como se aprendía casi todo, por repetición, hasta que se quedaba marcado en la memoria para siempre. En aquel tiempo la memoria jugaba un importante papel por lo que  poseer una buena base mnemotécnica era esencial en el proceso de aprendizaje: definiciones, reglas ortográficas y gramaticales, declinaciones en latín y griego, poesías e incluso direcciones y números de teléfonos y, por supuesto santos, cumpleaños, aniversarios… Como no había móviles ni internet todos los datos se almacenaban en nuestro pen drive natural, el mismo que traíamos de fábrica: la memoria… En fin,, a lo que iba. La Pascua ‘florida’, locución que no tiene traducción, celebra la resurrección de Cristo. La palabra ‘pascua’ proviene del latín páscae, que a su vez deriva del griego clásico  πάσχα (pasja), una adaptación del hebreo פסח (pésaj), que significa ‘paso’ o ‘salto’, metáfora o simbolismo del paso de la muerte a la vida. Aunque  el verdadero origen de la Pascua se remonta al año 1513 a. de C. fecha en la que el pueblo judío emprendió su éxodo desde Egipto hacia la Tierra Prometida. El calificativo ‘florida’ está relacionado con la primavera, fecha en la que, más o menos, coincide este evento. La Pascua cristiana o el Pésaj judío constituyen una festividad de suma importancia que no pasa desapercibida a sus fieles que la celebran de manera especial mediante una liturgia, rituales y comidas propias, elaboradas específicamente para este día del año…

En España existe una larga tradición en torno a esta celebración, sobre todo por el papel y el peso que la Iglesia ha representado a lo largo de la Historia. Las liturgias y tradiciones son muy numerosas y variadas a lo ancho de nuestra geografía, por lo que podemos afirmar que cuenta con un enorme acervo cultural de gran calado en el pueblo y por ello representa el ejemplo por excelencia de religiosidad popular que no debe ser confundida con la fe o activismo religioso. Al calor de esta fiesta se han desarrollado numerosas actividades económicas de las que han subsistido y todavía subsisten  muchas familias.

Respecto a sus orígenes se puede afirmar que la Semana Santa se ha venido celebrando prácticamente desde los inicios del cristianismo, aunque la génesis de las cofradías y hermandades  es más cercano en el tiempo remontándose al siglo XV, cuando los laicos se asociaron y crearon dichas organizaciones a fin de ayudarse y apoyarse mutuamente en momentos difíciles, sobre todo en la enfermedad y la muerte (es importante recordar que ‘enfermar’ y ‘morirse’ siempre ha sido caro, y no todo el mundo podía costearlo. Los gremios y cofradías subvencionaban los funerales a sus miembros),  además de revivir la pasión de Jesucristo. Así nacieron las procesiones con la finalidad de ‘representar’ la Pasión y muerte de Jesús.

No obstante fue a finales del siglo XV y principios del XVI, al mismo tiempo que se surgió un movimiento reformista que perseguía la búsqueda de un cristianismo más auténtico y acorde con el evangelio, cuando eclosionaron las cofradías de pasión que cristalizaron, sobre todo, en Andalucía desde donde se extendieron al resto del territorio nacional, cuyo acto central era la estación de penitencia (que quiere decir que la procesión haga parada o ‘estación’ al menos en un templo a lo largo de su recorrido). Las primeras procesiones portaban un crucificado al que se unió, más adelante, una Virgen de los Dolores colocada sobre unas parihuelas. Ambas imágenes procesionaban a son de un tambor  o una trompeta, cuyos sonidos pretendía añadir, intencionadamente, solemnidad al cortejo fúnebre.

Conforme el barroco fue cuajando se fueron sumando otros elementos (recordemos que el barroco se distingue por la profusión , la exageración y lo recargado…) hasta obtener un formato muy parecido al actual. Es necesario considerar el valor que adquiere en el Barroco la representación, la imagen visual, la teatralidad, la escena que, poco a poco, promovieron el lujo, el boato y la ostentación que permearon la esencia y se afianzaron en cofradías y hermandades que comenzaron a disputarse el prestigio, la reputación, la fama que , desde entonces, anegaron el espíritu cofrade de tal manera que, hoy por hoy, resulta difícil separar y, mucho menos distinguir, el fondo de la forma, lo material de lo espiritual. Con el tiempo la enorme proliferación de cofradías hizo que muchas de ellas se fusionaran y que en algunas ciudades, se regularan sus procesiones “introduciendo la obligación de hacer estación de penitencia en la catedral”.

En el devenir de los tiempos las cofradías y hermandades, desde entonces hasta la actualidad, ha sido muy desigual.  Durante los siglos XVII al XIX experimentaron una fuerte crisis propiciada por la propia jerarquía eclesiástica, empeñada en su regularización y actualización tanto de fines como de reglas, y con ocasión de las guerras. Posteriormente, durante los años treinta del siglo XX y  tras el Concilio Vaticano, se  puso en tela de juicio su misma existencia.

Sin embargo, han sobrevivido a los avatares del tiempo y llegado hasta nuestros días mostrando un vigor que revela las profundas convicciones sus integrantes además de mostrar en el plano artístico una especial sensibilidad que distingue a nuestro país por encima de otros de la órbita cristiana. En opinión del historiador José Escribano, “aun siendo diferentes en el plano de lo estético, las salidas penitenciales de las numerosas cofradías de Pasión que salpican nuestra geografía, continúan mostrando de un modo bello nuestra diversidad y nuestras raíces comunes”.

Obertura…

Una obertura es una Composición instrumental concebida como introducción de una obra musical larga (especialmente una ópera o un oratorio), con la cual “no suele estar relacionada temáticamente…”
Fotografía: mp_dc

Como si de un gran reserva se tratara, algunos libros llegan a nuestras manos para ser saboreados no devorados. Su poder de seducción es tan grande que les reservamos un lugar especial en la casa y les dedicamos un momento particular del día para disfrutarlos. Leer es un acto íntimo que requiere cierta complicidad y comunión… Por eso desplegamos una serie de acciones que conforman una liturgia previa durante la cual nos acomodándonos en el silencio mientras se sucede un baile de sensaciones semejante a las de cualquier cortejo: primero acariciamos la portada, releemos el título al tiempo que sentimos su peso en nuestras manos… Enseguida apreciamos el aroma inconfundible que desprenden sus páginas…Lo abrimos. Deslizamos suavemente la yema de los dedos por el papel, como una caricia o un tibio roce sobre la piel…En ocasiones es necesario echar la vista atrás, retroceder algunos párrafos o líneas para recordar las últimas palabras leídas. Finalmente nos entregamos incondicionalmente a su lectura dejándonos atrapar por las historias ya sean reales o ficticias… En este caso, el libro que al que me refiero, tiene como soporte la historia real transformada en un relato que entremezcla la vida personal de la autora con episodios de la historia más remota de la humanidad: la época clásica. Con la obra entre mis manos, la mirada resbala cada una de las líneas de un texto magistralmente escrito por alguien que conoce las palabras desde su concepción y su intimidad, desde su origen, y es capaz de ordenarlas milimétricamente, adornándolo de manera exquisita, enriqueciéndolo con numerosos sinónimos… Poco a poco la lectura me devuelve a los clásicos desde una nueva e interesante perspectiva que, no solo me proporciona una visión absolutamente nueva de esta etapa remota a través de sus personajes más destacados, sino que también me aporta un canon que aplicar a mis reflexiones sobre la realidad actual…

El mundo clásico dio cobijo a las grandes personalidades que sentaron las bases del pensamiento occidental. “El hombre es un animal político” afirmó el gran filósofo Aristóteles… Los clásicos nunca mueren, es más, al final, como sucede muchas veces en la vida, necesitamos regresar a los orígenes, al principio de todo, al punto de partida… Esto es lo que representa la cultura clásica: la génesis de la filosofía, de las ideas, de la política, de la ética, de la ciencia, de la astronomía, del arte, de la estética, de la arquitectura, de las matemáticas, de la física…Aquellos hombres y, algunas mujeres, pudieron permitirse el lujo de consagrar su vida a pensar e intentar recopilar todo el saber de su tiempo que, aunque era mucho, no era tanto como ahora. Por eso siempre acaban en nuestro horizonte y son nuestros referentes… Renovarse o morir, ese sería un buen mensaje. Podría resultar inspirador volver la mirada atrás justamente ahora que andamos escaso de esa rara especie de individuos paradigmáticos que se distinguen por su lealtad consumada, su integridad intachable y una dignidad sin precio…

Se supone que la mayor preocupación en este segundo año de la pandemia y a estas alturas, debería ser la ‘cuarta ola’, las vacunas, la gestión de la sanidad y las ayudas de Unión Europea… Aunque parece que no lo comprendemos del todo y seguimos enzarzados en otras cuitas…Por el contrario Ángela Merkel da señales de una enorme sensatez y sentido de Estado. Ya me sorprendió gratamente en Navidad, cuando salió en la TV para comunicar a los alemanes la difícil situación que se estaba viviendo y las medidas a tomar. Yo creo que emocionarse públicamente la hizo descender a un plano cotidiano a la altura de los ciudadanos de a pie que, lejos de hacerla parecer débil fortaleció su imagen y, sobre todo, le aportó una pátina de ‘eso’ que tanto escasea últimamente llamado ‘dignidad’ y que muchos políticos quisieran para sí mismos… Esta semana la Canciller volvió a demostrar su calidad como persona y su valía como política presentándose ante los alemanes para rectificar, pedir perdón y responsabilizarse de sus propias declaraciones, disculpándose con una claridad meridiana por la severidad de las medidas adoptadas para tratar de controlar los contagios con motivo de las vacaciones, de las que se retractó… Rectificar es de sabias…¡Chapeau!

Soy consciente de haber repetido alguna que otra vez y ante el panorama que tenemos en nuestro país, que ya casi nada puede sorprenderme. Me equivoqué porque cada semana la actualidad me demuestra que mi capacidad de sorpresa aún no tocó techo. Esta pasada he oído en varias ocasiones a diferentes miembros del PP de Madrid insistiendo sobre la idea de que ‘los madrileños’ tienen derecho a votar lo que quieran… ¿acaso no votaron lo que quisieron hace dos años…? ¿O deberían votar hasta que salgan tantos votos como ellos desean o necesitan?

Otro tema ha sido el trasiego de políticos que van dado bandazos de un partido a otro… La mudanza de Toni Cantó estaba cantada desde antes que abandonara aquella reunión con Arrimadas, con aquel aire de indignación y hasta de enfado… Y es que el ‘actor’ ya había dado señales de ciertos devaneos con el PP y manifestado, a boca llena, su ‘supuesta’ debilidad por Ayuso… El artista, metido a político, interpreta bien ante las cámaras y está a punto de inaugurar su ‘cuarta vida’ de las ‘siete’ que, al parecer tiene, a base de escalar posiciones desde que comenzara su trayectoria en “Vecinos por Torredolones” allá por el 2007… No soy madrileña y no tengo que votar pero me pregunto ¿qué credibilidad puede ofrecer alguien que abandona el barco antes que comience la tormenta? ¿Qué lealtad se puede esperar de quien hoy se siente valenciano hasta la médula y mañana se despierta madrileño de pro? En fin Ayuso-Cantó…Dios lo cría… Tal para cual…

Mientras tanto han comenzado las encuestas en torno a dichos comicios. Parece que Ayuso ganará y podrá gobernar con Monasterio y sus secuaces que, según dicen, ya hablan de ‘Consejerías…’.Luego dirán ofendidos que a ellos no le preocupan los sillones… Ni en sus mejores sueños la formación ultra pudo prever que entraría en el Parlament catalán y ahora es probable que participe en el gobierno de la capital…Nos guste o no la extrema derecha avanza, le come terreno a la izquierda, el mismo que intentan arrebatarnos a costa de menguar nuestras libertades. Craso error despreciarlos porque están ahí, van minando poco a poco, agazapados y silenciosos… Agujereando la democracia como un queso gruyere

Interesante resultó asistir a las declaraciones de los ex presidentes Aznar y Rajoy junto a las del resto de acólitos…Nos dieron una lección de lo que afirmó Aritóteles, dejando claro que ‘su reino ya no es de este mundo, ni ellos tampoco’, que están por encima del bien y del mal. Recordaron que son intocables, hechos de una pasta especial que ya no existe, a imagen y semejanza de su líder y rompieron el molde. Ellos son los elegidos…Uno a uno negaron la existencia de la caja ‘B’ que sin embargo ha sido reconocida por la sentencia de la Gürtel…Los ex presidentes, por su parte, manifestaron ignorar lo que ocurría más allá de sus despachos a pesar de ser los mandamás del partido. Podría pensarse que cualquier subalterno podía tomar decisiones sin contar con ellos. ‘Todo es un invento de Bárcenas y todo es pura falacia…’ Nunca vi tanta prepotencia ni tanta soberbia junta. Tantos egos de tamaña dimensión que sería difícil distinguirlos… La declaración de Federico Trillo fue atrevida e insolente. Adoptó una actitud despótica para con el Juez que resultó irrespetuosa. Pero lo peor fue que se le permitió o fueron con él benevolentes en exceso ¿Qué hubiera sucedido si yo misma hubiera empleado ese tono para dirigirme a un tribunal o a un juez? Desde luego no me hubiera ido de rositas…Trillo lo hizo. Se fue dando un portazo, metafóricamente hablando, indignado por la situación…

La obertura es una pieza musical instrumental interpretada antes de grandes obras musicales como por ejemplo la ópera. Sin embargo son composiciones independientes que, por tanto, no están ligadas a la obras que le siguen. La obertura tiene autonomía propia y constituyen el preludio de las grandes representaciones musicales como el ballet, el oratorio o cualquier otra pieza teatral…Esta idea musical me vino a la cabeza considerando la posibilidad de que toda esta movida que sucede en nuestro país pueda, con un poco de suerte, constituir una especie de ‘obertura’, una pieza independiente de la historia que está por venir y que comenzará cuando acabe la pandemia. Ojalá que estemos en el preludio que precede a una etapa de regeneración democrática, de saneamiento de las instituciones y relevo de nuestros gobernantes…Entretanto, confiemos que los árboles no nos impidan ver el bosque…

Internet

Nueva entrada en ‘Biografías’: Christine de Pizan: una feminista en el medievo…

El derecho a morir dignamente…

“Y os digo que vendrán muchos del oriente y del occidente, y se sentarán con Abraham e Isaac y Jacob en el reino de los cielos;” (Mateo 8:11).
‘Un sueño hecho realidad’. Fotografía: mp_dc

En el año 1991 la Dra. Elizabeth Kübler Ross, psiquiatra suiza, describió los fenómenos psicológicos que padecen los enfermos en fase terminal una vez iniciado el proceso de la muerte, lo que le llevó a definir la Tanatología como instancia de atención a los moribundos de ahí que se la considere “una disciplina científica encargada de encontrar el sentido al proceso de la muerte, sus ritos y significado que integra a la persona como un ser biológico, psicológico, social y espiritual, para vivir en plenitud y buscar su transcendencia…”

Pronto se cumplirán cinco años de la muerte de José Antonio Arrabal. Para quienes no le recuerden o ni les suene su nombre, les diré que fue un enfermo de Ela que se suicidó solo, en su casa, apartado de su familia para preservarla así contra la justicia…Por aquel entonces yo tenía otro blog y escribí esta entrada:

Elisabeth Kübler Ross explicaba que el cuerpo es como una casa en la que vivimos un tiempo, morir es mudarse de una casa a otra mejor…Es una metamorfosis. Dejamos de vivir dentro del capullo para transformarnos en preciosas mariposas que vuelan libres…

Con gran tristeza he sabido de José Antonio Arrabal, enfermo de ELA, conocido, hasta ahora, sólo por sus familiares, allegados y amigos. Es lamentable que haya dejado de ser anónimo y se haya dado a conocer entrando en nuestras casas a través de la pequeña pantalla, para poder contemplarlo en el salón de la suya mientras preparaba un brebaje que, poco después, ingirió para morir… Aparece sentado, aparentemente calmado, sereno e investido con una dignidad que conmueve… Ha tenido mucho tiempo para pensarlo, para tener la certeza de su voluntad, por eso sus palabras suenan a convencimiento, a consciencia, a meditación y premeditación, a consenso con su familia cercana que no le acompaña porque, de ser así, serían cómplices de su muerte…Cómplices… Es curioso porque si algo que salta a vista es una enorme complicidad entre todos los que le querían, colaboradores silenciosos y silenciados, presentes y ausentes, cercanos desde el corazón. Un hilo invisible les ha mantenido unidos más allá de las leyes humanas y divinas, del tiempo y del espacio. Un hilo que recorrerá la memoria y permanecerá después de su muerte...

En un acto de valentía y de amor, reclama la libertad y el derecho a morir, solicitando a nuestros políticos que se tomen en serio plantear y debatir sobre la eutanasia, el suicidio asistido, la muerte digna … Llevan mucho tiempo mareando la perdiz bajo la atenta mirada de la Iglesia que debería preocuparse de ‘los suyos’ de ‘sus feligreses o seguidores’ y que el Estado al amparo de una Constitución cuyo artículo 16.3 recoge: ‘Ninguna confesión tendrá carácter estatal…’, se ocupe de legislar para todos los ciudadanos. Los gobernantes deberían dotarnos de un marco legislativo amplio que nos ampare a todos y a cada uno, otorgándonos así el derecho a decidir en función de nuestra conciencia o creencia. La ley que reguló el matrimonio entre homosexuales no trajo consigo que todas las parejas gays o lesbianas se casaran -cosa que tampoco hacen las parejas heterosexuales- pero deja margen para que quienes quieran hacerlo lo hagan con igual derecho. Aprobar una ley sobre la muerte digna no significa que vayamos a suicidarnos todos, ni acelerar la muerte de nuestros seres queridos. No. Quienes sean creyentes y hagan cesión de su voluntad a la voluntad de su Dios, no lo harán. Pero, por favor, dejen a los agnósticos, ateos o como quieran llamarnos, el derecho a decidir entre vivir muriendo poco a poco o morir lo suficientemente vivos como para despedirnos conscientemente y acompañados de nuestros seres queridos.

Nacer y morir son actos constitutivos de la vida. José Antonio Arrabal reclamaba morir precisamente porque amaba la vida. Hacen falta muchas horas de reflexión, mucha coherencia, valentía, autocompasión, entereza y generosidad para tomar esta decisión. Dejar ir y dejarse ir es un acto en el que confluyen el amor y la generosidad de quienes se marchan y de quienes se quedan, unidos todos por un nexo que no es otro que el dolor y por encima del dolor, más amor y deseo de saber a ese ser querido libre de la pesada carga de la enfermedad, la decadencia y el deterioro. La vida es un don precioso para vivirla, la no-vida un lastre. Cuando esto ocurre la muerte es una puerta que conduce a la libertad, José Antonio tenía derecho a salir por ella…Y lo hizo, pero por la puerta de atrás. Mi reconocimiento, mi apoyo, mi solidaridad …

En abril de 2019 se repetía un suceso similar: Ángel Fernández ayudaba a morir a su mujer Mª José Carrasco, enferma de esclerosis múltiple desde hacía 30 años y con un grave deterioro físico. Ella sola no hubiera podido hacerlo…Su supervivencia cotidiana dependía enteramente de su compañero. Y como sucedió con José Antonio Arrabal, se convirtió en un caso muy mediático que puso nuevamente el foco en la ley de eutanasia reavivando así el debate en nuestra sociedad, reclamando de nuestros gobernantes una ley para regular la muerte digna…

Y ayer, finamente, la Ley de la Eutanasia fue aprobada por la mayoría de la Cámara, a pesar de los votos en contra del PP y VOX. La Ley llega de la mano de la política de la confrontación, del mal rollo, del postureo, de las palabras gruesas, del vocerío propio de un patio de vecinos -con todos mis respetos para los patios de vecinos, posiblemente mejores avenidos que los miembros del Congreso- y en medio de un panorama presidido por las futuras elecciones de Madrid que parecen haber removido los cimientos de alguna que otra formación política. Elecciones que el PP afronta bajo el lema ‘Comunismo o Libertad…’ Sería todo un detalle si nos explicaran que ‘entienden por ‘libertad’, por comunismo ya lo sabemos…Porque su ‘libertad’ no para de decir NO: NO al aborto, NO a la ley de matrimonios homosexuales, NO a la inmigración, NO a la prioridad de lo público, NO a leyes contra la violencia de género, NO a la eutanasia…En su lugar hablan de SÍ a la vida, SÍ a la familia tradicional, SÍ a lo privado, SÍ a la violencia intrafamiliar, SÍ a los cuidados paliativos…No deja de ser curioso o contradictorio que sus ‘noes’ resulten tan inclusivos para quienes apoyamos estas leyes, porque quienes las defendemos también estamos a favor de la vida, aceptamos y toleramos todos los modelos familiares, respetamos lo privado, rechazamos cualquier tipo de violencia y, por supuesto, aprobamos los paliativos…

Para Jacques Pohier (teólogo y filósofo francés): “La eutanasia voluntaria no es una elección entre la vida y la muerte, sino entre dos formas de morir” y no solo los profesionales han de intervenir en el debate, sino la totalidad de la sociedad. Proclamar que solo Dios puede darnos o quitarnos la vida, no puede imponerse como principio universal como tampoco podría hacerse con la creencia en la reencarnación defendida por los budistas…Aunque, a decir de muchos, la perspectiva budista resulta absolutamente integradora, respetuosa y tolerante respecto a otras tradiciones o religiones y contraria al proselitismo…Hoy por hoy la realidad es que el 80% de la sociedad española está de acuerdo con la eutanasia, que la Iglesia debería dejar de funcionar como un lobby ideológico, respetar la pluralidad, la diversidad y el pensamiento crítico y nuestros gobernantes asumir que vivimos en una democracia…

Es una pena que las derechas tengan una mirada tan estrecha y tan retrógrada… Ellos que tanto hablan de adoctrinamiento resultan ser los auténticos adoctrinados, incapaces de asumir la diversidad y respetar la pluralidad de pensamientos e ideas. En democracia las leyes nos dotan de contextos legislativos en los que situarnos libremente. Asumir el ideario de las derechas supone aceptar el pensamiento único, alineado con la Iglesia católica que, dicho sea de paso, merece el mismo respeto que cualquier otra confesionalidad de las varias con las que convivimos. Es lícito discrepar y comprensivo que la coherencia con nuestra conciencia o creencia nos impida simpatizar con determinadas conductas o prácticas, pero es un deber respetar a quienes piensen o actúen en las antípodas…

Cada cual se plantea su propia muerte, la recrea, la interpreta, la teme o no…Y, el día que toque, la afrontará desde su filosofía, su perspectiva, su ateísmo, su espiritualidad o su credo…Todas las miradas son lícitas. Se supone que todos los seres valoramos la vida, especialmente en esta coyuntura en que tantas han sido arrebatadas. Mi reflexión personal tiene un corte humanista, acorde con los valores antropocéntricos, empeñada en agradecer y poner en valor lo que tenemos… Aprender a estar más centrados y ocupados en el presente y menos distraídos y preocupados por un pasado que no tiene regreso o por un futuro que tal vez no llegue… Es de justicia, a todas luces, contar con una Ley en la que todos quepamos y todos estemos representados…Llegado el momento, que cada cual pueda decidir en libertad…

Nueva entrada en ‘Biografías’: Christine de Pizan: una feminista en el medievo…

Vanidad de vanidades…

El célebre escritor francés Víctor Hugo, exiliado por su resistencia al absolutismo, afirmó en una ocasión: ‘Entre un gobierno que lo hace mal y un pueblo que lo consiente, hay una cierta complicidad vergonzosa…’ CUALQUIER TORRE, POR SU CAPACIDAD DE IRRADIAR, SE MANIFIESTA CLARAMENTE COMO UN SÍMBOLO DEL PODER Y DEL DOMINIO DE QUIEN SUBE A ELLA….
Fotografía: mp_dc

Todos hemos asistidos atónitos, unos más que otros, al plantón de una parte de C’s al PSOE en Murcia y el enroque protagonizado por Ayuso en Madrid…Doble jugada que, de salir bien, consolidará el poder de la Presidenta madrileña e insuflará un poco de oxigeno al líder de los populares… Lo sucedido esta semana entre el PP, C’s y PSOE me recordó lo sucedido con la Torre de Babel, cuya construcción constituye todo un símbolo del poder y la arrogancia de quienes pretendieron asemejarse a Dios…

En el Génesis, primer libro de la Biblia hebrea o Antiguo Testamento, se narra la historia de la Torre de Babel. Una Torre que pretendía ser tan alta que pudiera alcanzar el cielo. Entre los numerosos relatos en torno a dicha construcción, la memoria de Babel se vincula, en ciertas religiones, con el desarrollo del ‘lenguaje oral’. Según la mitología los hombres no tenían el poder suficiente para crear por sí solos el lenguaje de ahí la necesidad de la intervención divina.

Al principio de los tiempos todo el planeta poseyó un único sistema de comunicación con el que todos se entendían pero ante la vanidad y el desafío que la Torre representaba, Dios los castigó multiplicando sus lenguas originando así una enorme confusión que los obligó a crear un lenguaje propio para poder entenderse…Aunque el mito de Babel forma parte de la tradición judeocristiana, algunos expertos señalan que el relato pudo estar inspirado en la edificación de una torre de mas de 60 metros de altura en la antigua Babilonia a tenor de los restos arqueológicos encontrados…

Algunos historiadores señalan su carácter enigmático que induce a pensar en algo metafórico más que real. Respecto a la confusión de lenguas, argumento que articula el relato, contemplan la posibilidad de que pudiera ser una confusión de interpretación por parte de quien lo escribió. En los tiempos del cautiverio de los israelitas en Babilonia la palabra Babel se traduce como sinónimo de “confusión”. La sílaba ‘Ba’ simboliza “la desorganización aparente de los dialectos no griegos, raíz que está presente en muchas palabras que tienen un significado incomprensible como ‘balbuceo’ o ‘bla bla’…”

No obstante las leyendas contienen un trasfondo de verdad o se inspiran en ella. En este caso si que hubo falta de entendimiento entre los constructores aunque posiblemente Dios no tuviera nada que ver en ello: efectivamente el rey mando construir un enorme edificio, el más grande, alto y ostentoso que jamás se hubiera podido ver. Para ello necesitaba mano de obra abundante, en este caso proporcionada por los esclavos que fue reclutando de todos los puntos del mundo conocido. Los esclavos procedían, por tanto, de zonas muy diversas, cada una con un dialecto, con un lenguaje, que sólo personas conocedoras de otras de las lenguas lograban traducir con más o menos acierto. Así fue al principio pero, puesto que la esperanza media de vida no superaba entonces los 30 años, en la medida que fueron muriendo los diferentes traductores, se produjo un gran problema de comunicación…Hasta que, finalmente, no hubo ningún intérprete y abandonaron la obra…

Otros estudiosos van un poco más allá y plantean otras interpretaciones de carácter simbólico al considerar que el baluarte representa el pecado de la soberbia por la voluntad de querer alcanzar el cielo y, por lo tanto, a Dios, para parecerse a él. Los gobernantes ansían materializar su poder, proyectarlo en grandes obras que lleven su nombre o se liguen a su memoria: arrogancia en estado puro…La voz ‘soberbia’ en sus dos acepciones: 1. Altivez y apetito desordenado de ser preferido a otros y 2. Satisfacción y envanecimiento por la contemplación de las propias prendas con menosprecio de los demás, contiene el reto de querer ‘el que más’ y el que está por encima de todo…Sea como fuere, bien porque el término constituye uno de los pecados más comunes de nuestra sociedad actual o bien por hacer alarde de su propia riqueza semántica, la palabra posee numerosos sinónimos: inmodestia, presunción, orgullo, altanería, arrogancia, vanidad, engreimiento, insolencia, vanidad, orgullo, impertinencia, jactancia, endiosamiento, suficiencia, fatuidad, pedantería, aires, humos, ínfulas… Sinónimos que, conforme los escribo, me traen a la cabeza los nombres de todos los políticos que durante esta semana han protagonizado una comedia con tintes trágicos…(si se me permite el oxímoron…)

Todo comenzó en Murcia aunque, según parece, se gestó y orquestó desde la Moncloa. La noticia corrió como la pólvora: los diputados de C’s se habían unido al PSOE para presentar una moción de censura al gobierno de la Comunidad y alcaldía de Murcia en manos del PP. A partir de ese momento se desencadenó un gran revuelo informativo en todas las cadenas y emisoras de radio. Las razones alegadas tenían que ver con casos de corrupción y mala gestión de las vacunas en la Consejería de Sanidad…Solo 48 horas después este argumento se diluyó. Donde digo digo, digo diego y como de los seis miembros de C’s solo tres obtenían cargos, los otros tres se retractaron, dieron marcha atrás y les quitaron a sus colegas los sillones…76.000 euros anuales y un chófer resultaron tan golosos como convincentes…Y sin la más mínima señal de bochorno, ni vergüenza, juraron sus nuevos cargos…

Parece que la formación naranja reclutó en las últimas elecciones generales a mucha gente. Rostros más o menos conocidos carentes de experiencia política, que rellenaron las listas de las diferentes Comunidades. Daba igual que fuera un cómico cántabro o un vendedor murciano…Para el caso es lo mismo ¿alguien ha visto alguna vez a ‘Felisuco’, perdón, a don Félix Álvarez, en la tribuna de los oradores? Yo no. Pero ha calentado el asiento, alimentado su ego y percibido un sueldo fijo nada despreciable por hacer… ¿nada…? Luego hizo algo bueno: dimitir…Y entonces fue repescado por Arrimadas para coordinar el partido en Cantabria… ¿Cómo no van a estar dispuestos a vender su alma al diablo para continuar en el cargo? Desgraciadamente sus militantes les importan tan poco como su propia dignidad: o sea, cero.

La borrachera del poder debe dejar una resaca deliciosa, deseable y adictiva…Y tenemos muchos políticos adictos al poder, sobrados de orgullos aunque faltos de moralidad y ética, dispuestos a hacer lo que sea para continuar en el como segundón o como correveidile…Que se lo pregunten a Maroto…Por todo esto y por más, los populares están desesperados: Bárcenas lanzando dardos envenenados; antiguos presidentes llamados a declarar; el sorpasso de VOX en Cataluña…Su líder no deja de dar bandazos, cambiando constantemente de estrategia e incluso proponiendo un cambio de sede, pero hace mucho que no se apuntaba un tanto hasta ahora con lo de Murcia, feudo reconquistado por su lugarteniente García Egea…

Y no queda ahí la cosa porque, sin saberlo ni pretenderlo, el PSOE con el movimiento de Murcia, dio la excusa perfecta a Ayuso para hacer lo venía rondando desde hace tiempo: convocar elecciones en Madrid, una cita que ha estado preparando. Basten recordar las entrevistas concedidas a las cadenas simpatizantes, la propaganda del IFEMA, la construcción del Zendal y lo mejor: meterse en el bolsillo a hosteleros y comerciantes jugando al ‘hada madrina’ dejándolos abrir hasta las 12.00, defendiendo a ultranza la economía de los madrileños… La sin par presidenta no ha dejado de quejarse: porque no tenía competencias o tenía demasiadas. Porque el gobierno centralizaba el poder o se desentendía. Por el control de Barajas y ahora para que no impidan que vengan los franceses a dejarse los dineros en fiestas y juergas en la capital. Por las vacunas, por los rastreadores, por la nevada, por las ayudas… Y todo en plena pandemia, con las peores cifras de infectados, las UCIS colapsadas y la comunidad abierta en flagrante agravio frente al resto de Autonomías…

En fin, de nuestros políticos ya nada me sorprende ni me confunde… También la semántica está de mi parte ofreciéndome numerosos sinónimos para expresar con bastante exactitud mi estado de ánimo: decepción, hastío, desesperanza, desmoralización, aburrimiento, desinterés, desafección, descreimiento, escepticismo, incredulidad, desconfianza, suspicacia, recelo, pesimismo, desilusión, desmoralización, desencanto, contrariedad, chasco, corte, patinazo, fiasco, apatía, indolencia, desgana, tibieza… ¿Sigo?

 Nueva entrada en ‘Biografías’: Christine de Pizan: una feminista en el medievo…

Bajo el manto de Hécate…

Hécate , hija menor de Zeus, es UNA DE LAS diosas MENOS CONOCIDAS y representa la Diosa griega de la magia, de la encrucijada, del conocimiento trivial, además de ser la responsable de mantener el velo que separa el mundo de los dioses del mundo de los mortales…Tal vez bajo su manto hayamos vivido todos, sin saberlo, este primer año de la pandemia…
Imagen Internet

La diosa griega Hécate es muy poco conocida. Hija menor del dios Zeus, padre de los dioses, fue también titánide que recibió de Perses y Asteria el poder sobre la tierra, el cielo y el mar. A pesar de que no la precede muy buena fama se la conoce por su actitud protectora hacía sus hijos aunque, en el ‘imaginario mitológico’, parte de su vida transcurra en el inframundo…Presente en algunas guerras, librando batallas contra monstruos marinos, Hécate tiene la autoridad divina, el control absoluto sobre la magia y, lo más importante, puede ver los múltiples futuros que podrían suceder, poseyendo, por tanto, la capacidad de predecir profecías…No tentemos la suerte. Tal vez hayamos caminado bajo su manto a lo largo de todo este año y tal vez, contrariamente a lo que pueda parecer a los ojos de quienes se amparan en vírgenes y santos, el resultado no haya sido ni tan malo ni tan bueno…

Mientras Hécate sostenía con sus manos el tupido velo que separa el mundo del inframundo, nosotros, sus habitantes, nos hemos debatido entre la vida y la muerte, entre la angustia y el la esperanza, el miedo y la valentía… Así ha transcurrido ya un año desde el inicio de la pandemia. Por ello estos días se han celebrado algunos homenajes en memoria de las primeras víctimas del coronavirus. Médicos, enfermeras, personal sanitario en general, han depositado una flor amarilla por cada uno de los fallecidos y pronunciado, uno a uno, sus nombres. El mensaje que han querido transmitir era claro: ninguno fue un número de expediente ni alguien anónimo. Todos mantuvieron su identidad y contaron con una mano amiga a la que poder asirse en tan difíciles momentos…Y todos, ellos y nosotros, hemos aprendido algo…

Hasta que comenzó la covid mucha gente no había oído hablar de la última catástrofe epidemológica de principios de siglo XX, conocida como ‘gripe española’ y catalogada como ‘la ‘madre de todas las pandemias’, la misma que se llevó por delante entre veinte y cincuenta millones de personas a lo largo y ancho de todo el planeta, según cifras de la OMS. El balance de la mortalidad superó con creces al de la I Guerra Mundial, sobre todo en los países pobres en los que la gripe fue implacable. Solo en la India fallecieron 17 millones de personas. Basta echar una ojeada a los libros de historia o a las hemerotecas o bucear entre los testimonios, para comprender la profundidad de semejante catástrofe y la dimensión de sus consecuencias, comprobando a la par, la capacidad de superación de los supervivientes así como las transformaciones sociales y económicas que permitieron reinventar un mundo mejor para todos.

Ahora que se acerca el 8M conviene traer la colación el papel que jugaron las mujeres en el proceso de recuperación post pandemia pues, aunque no causó cambios radicales en la estructura social como en su momento sucediera con la caída del feudalismo por la peste negra allá por el siglo XIV, resultó determinante para inclinar la balanza de género en muchos países. La falta de trabajadores a consecuencia de la alta mortalidad de la gripe y la guerra, representó una oportunidad para que las mujeres accedieran al mercado laboral. En fin, la pandemia dejó algunos legados a las siguientes generaciones (históricos, genéticos, económicos, sanitarios…), evidenció muchas carencias a todos los niveles y, algo muy importante, destapó la necesidad de cooperación internacional dando lugar a la posterior creación de la Organización Mundial de la Salud en 1948.

Ha pasado ya un año desde que nos llegaron los primeros ecos y oímos hablar por primera vez (yo al menos) de aquel virus con corona que parecía cosa de la lejana China. Tal vez sea el momento oportuno para hacer un pequeño balance y sopesar, mirando atrás, lo que semejante vivencia nos ha aportado y nos ha restado. Personalmente ha sido un año ciertamente duro que me ha privado, en primer lugar, de estar con mi hijo, al que no veo desde las Navidades del 2020 y también de los amigos que tengo en otros puntos de la geografía española aunque, no obstante, nos hemos mantenido unidos, hemos estrechado, acercado e incluso creado vínculos. Hemos aprendido a darnos calor en la distancia, ofrecer y recibir compañía, cariño, apoyo y paliar así la soledad de algunos durante tantos y tantos días. A mí me ha ayudado a ver con claridad que ‘no soy ni estoy’ sola, sino que ‘somos y estamos’ porque vivimos en un mundo interdependiente. Nuestra existencia individual no es más que el eslabón de una larga cadena que conecta a todos los seres entre sí y, a la vez, a todos con el planeta. Sin duda la pandemia ha sacado a la luz la necesidad de rectificar ciertas conductas respecto a la naturaleza y adoptar una actitud más cuidadosa y respetuosa para con nuestra querida Tierra, si queremos que continúe dando cobijo a nuestros nietos, biznietos y tataranietos…

Si algo he aprendido del género humano y de mí misma es que las dificultades constituyen un oportunidad para aprender, que incluso lo ‘malo’ que nos pasa viene de la mano de ‘ciertas bondades’ que, en ocasiones, solo somos capaces de percibir pasado un tiempo…Por eso me hizo pensar un vídeo que circuló hace poco por la red titulado “Las cosas buenas que pasaron en 2020”, cuyo contenido, por lo positivo y esperanzador, comparto a continuación:

  • La población de elefantes se duplicó en Kenia.
  • Alemania está transformando 62 bases militares en reservas naturales.
  • El desarrollo de la vacuna de covid Pfizer está por revelar una potencial cura para la esclerosis múltiple.
  • Nuevo análisis de próstata en solo 20 minutos con la orina del paciente tienen un 100% de exactitud.
  • Un expécimen exótico de rinoceronte asíatico nació en un zoológico de Polonia.
  • Los propietarios de casas y departamentos no podrán prohibir las mascotas a los inquilinos de Inglaterra.
  • Cultivo de madera en laboratorio podría terminar con la desforestación.
  • Se levantaron 14 billones de dólares para seguir con la iniciativa de replantar árboles en toda África.
  • Las ventas de libros siguen en su octavo año de crecimiento sostenido en todo el mundo.
  • Se cerró el agujero de ozono en la Antártida.

Hoy por hoy nos acechan otros miedos, nos ocupan otros debates y nos preocupan otras cuestiones. El tiempo transcurrido no pasó en vano y, unos más que otros, padecemos la fatiga provocada por el confinamiento, la escasez de vida social, la falta de compañía de la familia…Y ahora todos andamos con un ojo puesto en las vacunas y otro en las nuevas cepas que primero fueron tres y, a continuación, algunas más…No obstante y aunque aún no lo sepamos, tiempos mejores se intuyen en el horizonte…Como dijo el filósofo Eric Holfer, «En tiempos de cambio, quienes estén abiertos al aprendizaje se adueñarán del futuro, mientras que aquellos que creen saberlo todo estarán bien equipados para un mundo que ya no existe». Tomo nota…

La paciencia: ‘la madre de todas las ciencias…’

El famoso filósofo Immanuel Kant afirmó: ‘La paciencia es la fortaleza del débil, y la impaciencia, la debilidad del fuerte’…Eruditos, intelectuales, filósofos, sabios, científicos…Hasta el refranero popular hace alusión a las virtudes teologales, sobre todo a la paciencia…La madre de todas las ciencias… condición sine qua non de quienes pretenden alcanzar una meta…
Fotografía: mp_dc

La religión nos inculcó la noción de pecado y clasificó los siete más graves a los que llamó capitales. A continuación nos entregó las claves para combatirlos: siete virtudes, siete armas arrojadizas o antídotos para contrarrestar su potencia y paliar sus efectos… Contra la soberbia humildad, contra la avaricia generosidad y para combatir la ira nada más eficaz que cultivar la paciencia virtud que, contrariamente a lo que se piensa, no es una actitud de mera resistencia pasiva o soportar con resignación sino de búsqueda activa de la comprensión, la empatía y la tolerancia…Una tarea ardua y complicada que requiere de una voluntad férrea. Vivimos tiempos muy convulsos y el futuro no se presenta mucho más halagüeño a la vista del clima iracundo que se respira, de la ira contenida que se percibe en los diferentes ámbitos de nuestra vida como colectividad, de la soberbia de nuestros líderes y la avaricia de quienes no quieren compartir tajada. Por eso humildad, generosidad y paciencia son virtudes o valores que cotizan al alza a tenor de los acontecimientos…

El panorama actual se presenta un tanto desconsolador…Después de seis noches consecutivas, este fin de semana han continuado las protestas en apoyo del rapero Pablo Hasél y en defensa de la libertad de expresión…Al menos ese fue el primer objetivo, ahora ya no se sabe. A estas alturas de la película el movimiento ha quedado reducido a concentraciones menos numerosas que ponen en jaque a los Mossos d’Escruadra. Una muchedumbre que quema algunos contenedores, destroza algunos cajeros, rompe algunas lunas y ‘pa casa’. Hasta la próxima…Y así, conforme se han sucedido los días, el mensaje inicial se ha desvirtuado por completo, endureciéndose la actitud violenta de los asistentes que, no contentos con destrozar el material urbano, se han entregado sin escrúpulos al pillaje, al saqueo y el robo…Antisistemas que profieren palabras gruesas contra el capitalismo y los poderes fácticos, que sin embargo roban ropa y zapatillas de famosas firmas: ‘Prada’, ‘Gucci’ o ‘Hugo Boss’. No tiene mal gusto…

Uniformados y encapuchados con una sudadera y mochila a la espalda, se dan cita a través de las redes sociales y salen, cual aves de rapiña, dispuestos a cambiar el orden social establecido con el que están disconforme. Eso sí, cargados de ira hasta las trancas, cegados por una agresividad que les anula la capacidad de pensar o medir la dimensión de sus actos. Por eso enseguida estallan de manera abrupta, desconsiderada e irrespetuosa sembrando el desorden y el caos. Pierden el control y los objetivos primitivos, tan buenos como justos, se difuminan entre las nubes de humo negro destiladas de los contenedores o papeleras en llamas y carreras sobre un asfalto agujereado, cubierto de cristales rotos. Por las calles y avenidas huyen despavoridos formando una hilera de seres humanos que, a vista de pájaro, se asemeja a una fila de hormigas buscando un agujero donde protegerse… Los más fieros alardean del botín conseguido y hacen gestos obscenos antes las cámaras, empoderados y orgullosos de sus hazañas, aunque sin dejar de correr, animándose entre ellos en señal de victoria, presumiendo de lo que han hecho al tiempo que señalan con sus dedos acusadores al gobierno, a la prensa ‘española manipuladora’ y, como no, a Madrid…

El silencio por parte del Gobern es realmente ensordecedor..Como están negociando su futuro, no dejan de mirarse el ombligo y digo yo que debían apoyar, o tomar medidas o hacer alguna declaración sobre la actuación policial. Del comandante Trapero nada se sabe, mutis por el foro, como si se lo hubiera tragado la tierra ¿nada que decir? También se peca por omisión…Las declaraciones del Consellers de Interior hablan de anarquistas entre los detenidos, de italianos y franceses, del proyectil de foam que dejó sin ojo a una chica pero ¿habrá nuevos disturbios el fin de? ¿cuándo se tomarán medidas? Contra la ira paciencia…

En mi modesta opinión lo que está sucediendo en Barcelona y, en menor medida, en otras ciudades de Cataluña ya no tiene que ver ni con la defensa del rapero ni con la libertad de expresión. Más bien parece que hubiera detrás toda una estructura -que se me escapa como al resto de ciudadanos de a pie- que aprovecha estas movidas como medio para canalizar sus objetivos al paraguas de reivindicaciones ajenas y lícitas…

He escuchado opiniones muy diversas en mi entorno, algunas en defensa de las revueltas como única garantía de cambio una vez agotadas otras vías. Y he oído sobre la manipulación de facto de los medios de comunicación que ponen el foco en una dirección u otra según les convenga… Algunos defienden a ultranza a una parte de los manifestantes, esa que se mueve sólo para defender legítimamente nuestros derechos, los de todos. Son los que no roban, ni rompen escaparates y representan la esencia de la reivindicación…En fin, la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad, la conoceremos con el tiempo…Lo cierto es que no hay mesura ni proporción entre el mensaje de la convocatoria y los acontecimientos sucedidos en el transcurrir de los días…Más paciencia…

Y luego bajó ‘dios’ y le concedió una entrevista a Évole…Y dios apareció en todo su esplendor. ‘Contra la soberbia humildad’. La primera en la frente: el ex dirigente entrevistado afirmó premiar la perseverancia del periodista. Al parecer un líder con su caché debe ‘hacerse rogar’…A continuación puso distancia con la corrupción: su PP no es éste PP…Él entregó el testigo y dejó un partido limpio, impoluto por eso no responde por nadie, sólo apuesta por sí mismo, por su gestión impecable, por su integridad y su infabilidad…Nunca se equivocó…Al César lo que es del César…Soberbia en estado puro, ni un ápice de humildad…

‘Contra la ira paciencia’. Los errores, los graves errores, son del ‘partido’, un ente abstracto al que resulta fácil culpabilizar sin que nadie concreto se de por aludido, pero cuando asoman las propias equivocaciones una ira aparece sutilmente contenida, apretando los labios, serenando aún más el tono de voz, defendiendo su verdad como ‘la verdad’, deslizando una cierta indignación ante la nota de incredulidad que tan correctamente dejó caer Évole. Hubo poca generosidad por parte del entrevistado, muchos balones fuera y puntos suspensivos… La justicia puede equivocarse, la opinión pública por supuesto también, las sentencias se pueden cambiar, casi todo o casi todos son susceptibles de error, menos él…¿Dije ira? Pues añado nuevamente soberbia…

En fin el ex presidente no dijo nada nuevo y calló lo mismo que ha venido callando siempre. Para sus fieles acólitos estuvo brillante. Para sus adversarios, petulante, altivo y prepotente, en su línea…Para muchos de los ‘españoles’ incluidos en el plural mayestático del que tanto abusan los políticos en general y del que yo, como otros, renegamos, el ex presidente, que no hizo un amago de autocrítica, faltó a la verdad…Es de suponer que no perderá el sueño, su ‘ego’ podrá soportarlo…

En fin, lo dicho. No estamos en el apocalipsis pero el panorama deja mucho que desear. A nuestros dirigentes les falta una buena dosis de humildad, un poco más de generosidad y la paciencia del Santo Job, la misma que estamos teniendo los ciudadanos soportando generosamente sus errores…El fin no siempre justifica los medios y los pecados capitales casi todos son malos, no porque lo diga la Iglesia, sino por su poder contaminante y su capacidad para transformar al bueno del Dr. Jekyll  en el malvado Mr. Hyde…

El 23-F: un recuerdo mitad realidad mitad ‘performance…’

Imagen Internet
“Yo sostengo que el rey autorizó a Armada para que recondujera cualquier intento de golpe de estado, pero no que lo liderara o lo cometiera” (Roberto muñoz, historiador. Universidad Camilo José Cela)

Parece que fue ayer pero ya pasaron cuarenta años…Por aquel entonces estrenaba mi matrimonio y reciente mi maternidad. Recuerdo la que fue mi primera casa. El olor a muebles recién comprados, una cocina pequeña con muebles naranjas y una mini terraza por la se veía el mar…Era una casa pequeña que albergaba grandes proyectos y sueños enormes, proyectados en la distancia larga. En 1981 me dieron el primer destino en una localidad cercana así que tenía que separarme por mi primera vez de un bebé que tenía solo unos meses, al que dejaba en casa de mis padres. No sé cómo lo hacía, pero ventipocos años la energía da para mucho y todo parece sencillo aunque no lo sea tanto. Así transcurría mi día a día, entre las clases, mi condición de madre dispuesta a disfrutar de todo cuanto se presentaba que, por entonces, fue mucho y bueno…

Supongo que aquel lunes 23, a las 18.00 h, mientras el Teniente Coronel Antonio Tejero irrumpía en el Congreso de los Diputados interrumpiendo la votación que se estaba celebrando, yo estaría de camino a casa después de mi jornada laboral y de recoger a mi hijo de casa de los abuelos. No recuerdo cómo nos enteramos pero sí que la TV estuvo encendida hasta la mañana del día siguiente. Ese día el Congreso celebraba una votación y las cámaras de TV lo retransmitían así que captaron las imágenes de Tejero, tricornio en la cabeza y pistola en mano, entrando en el hemiciclo dirigiéndose a la tribuna de los oradores desde dónde amenazó a los diputados con la célebre consigna “todos al suelo”. Luego disparos, la rebeldía de Gutiérrez Mellado que bajó de su escaño para encaminarse al golpista mientras Adolfo Suarez, aparentemente sereno, permanecía sentado y expectante…Disparos al aire y sus señorías agachadas intentando protegerse…Un cámara de TVE consiguió grabar durante más de media hora aunque las imágenes fueron retransmitidas en diferido…

Imagen Internet

No teníamos teléfono así que bajé a una cabina para saber de mis padres y tranquilizarlos. Aquella fue una noche eterna. Teníamos una TV pequeña y la llevamos al dormitorio para seguir las noticias desde la cama, cabeceando, preocupados y sin dar crédito a lo que sucedía…Hacia la una de la madrugada el Rey apareció en pantalla con gesto grave y no recuerdo qué dijo pero sí que nos tranquilizó. Entonces el Rey Juan Carlos I gozaba de mucha simpatías, al fin y al cabo, la recién estrenada democracia había llegado de su mano, La mayoría confiaba en él y veía con buenos ojos el papel que desempeñaba en aquella España que transitaba desde la dictadura a la democracia. La sociedad necesitaba confiar en aquellos políticos que dieron muestra de su afán y su interés, remando casi todos en la misma dirección, dispuestos a construir una historia que rompiera con el pasado, modernizara  el país y lo dotara de un marco legislativo de libertades, las mismas de las habíamos estado privados hasta ese momento. Si cierro los ojos visualizo en mi memoria los tanques de Miláns de Bochs por las calles de Valencia. Aquello me impresionó y me hacía pensar en las historias que mi padre me contaba sobre la posguerra, la represión, los fusilamientos, el miedo…Eso sentía yo miedo, sobre todo por mi hijo, porque se frustrara ese futuro que soñaba para él…

A la mañana siguiente me lo llevé conmigo al trabajo. No quería separarme de él. Faltaron muchos alumnos así que nos reunimos en la sala de profesores con la radio encendida. Comentábamos sobre las consecuencias laborales si el golpe hubiera cuajado e incluso alguno medio bromeaba sobre si se volvería a cantar ‘el cara al sol’ antes de entrar en clase, si tendríamos que rezar y hasta enseñar el catecismo…Todo eso nos horrorizaba y le mandábamos callar aunque él seguía con su retahila, añadiendo que era broma, asegurando que eso no sucedería jamás…De repente escuchamos que los efectivos de la Guardia Civil comenzaban a salir de uno en uno por las ventanas del Congreso, de forma pausada y a continuación los diputados…El golpe había sido contenido…

A partir de aquí y durante un breve espacio de tiempo, todas las miradas se centraron en España que acaparó todas las portadas de la prensa nacional y extranjera, la mayoría, ensalzando la figura el Rey y el papel decisivo que había desempeñado como mediador, consiguiendo detener a los golpistas y apostando por la democracia. No obstante una gran sombra se cierne aún sobre este episodio de nuestra reciente historia y, a pesar de que muchos historiadores han querido profundizar para desvelar algunas dudas y cuestiones que muchos estudiosos se han planteado, la verdad es que poco se ha podido aclarar pues quienes podían saber nunca dijeron nada más allá de lo que ya se había dicho. El imaginario popular ha madurado con la conciencia de que algo permanece oculto en el trasfondo de los hechos, algo que sus protagonistas pactaron callar y llevarse consigo a la tumba. A quienes vivimos en aquella época con escasos medios de comunicación, sin internet ni redes sociales, se nos facilitó un relato oficial en el que muchos no creyeron, otros quisieron creer y los demás creyeron a pies juntilla…

Y hoy en el 40 aniversario aún existen cuestiones en el aire¿conocía el rey lo que se estaba cociendo? Es más ¿lo alentó o apoyó por acción u omisión? ¿Qué papel jugaron los servicios secretos españoles? ¿Fue aquel un “golpe” en toda regla o una performance pensada para dar un ‘empujoncito’ la nueva democracia y evitar una verdadera intervención militar?

Periodistas e historiadores han indagado y recopilado algunos testimonios entre el personal militar y civil que han ayudado a apostillar o atomizar algunas de las hipótesis concebidas. La obra de Javier Cercas, Anatomía de un instante, plantea la intervención del Rey y lo determinante que resultó, a pesar de que, hoy por hoy, todavía existe quienes lo ponen en duda dejándose llevar, tal vez, por la imagen tan deteriorada de la que actualmente goza el Monarca, sobre todo, entre ciertos sectores de nuestra sociedad.

El abogado Eduardo Navarro, colaborador de Suáres publicó hace años el libro La sombra de Suárez. Navarro defendía la existencia de tres movimientos militares simultáneos: “la de los tenientes generales, la de los coroneles y la de los espontáneos”.

El historiador  Roberto Muñoz, por su parte, en su reciente libro El 23-F y los otros golpes de Estado de la transición, sostiene “que el rey autorizó a Armada para que recondujera cualquier intento de golpe de estado, pero no que lo liderara o lo cometiera”. Finalmente, el también historiador Jesús Palacios que ha dedicado algunas de sus obras a lo ocurrido el 23-F, habla de una trama civil entre los partidos que habrían participado en el gobierno de concentración, recogiendo declaraciones al respecto de Marcos Vizcaya, Jordi Pujol, Armada, Enrique Múgica, Joan Reventós y Antoni Siurana...El enlace anterior conduce a un artículo de la Vanguardia del he utilizado algunos datos como material para elaborar esta entrada…Por lo que a mí respecta así lo recuerdo entre la realidad y la performance, entre semidormida y semidespierta en una larga noche que de verdad nos confundió…

Mal de muchos…consuelo de todos…

La vida nos enseña que nada es para siempre, que nuestros sueños no siempre se cumplen y que no podemos aferrarnos al pasado ni vivir suspirando por el futuro”. cuando la salud nos falla, cuando no podemos controlar una determinada situación, no basta con invocar a la ‘suerte’…solo nos queda aceptar la realidad y ser resilientes…
Fotografía: mp_dc

Aunque parece que la tercera ola va cediendo lentamente y las poblaciones se abren o perimetran en función de los datos, a mi localidad ha tocado echar el cierre a los establecimientos no esenciales… La hostelería está desesperada (no es para menos) y el pequeño negocio prácticamente hundido. Es triste pasear contemplando las persianas bajadas de tiendas, bares y pequeños negocios familiares sin demasiadas pretensiones, que forman parte del paisaje urbano de toda la vida…De mañanas de gentes en el mercado, de cafés y churros muy temprano y cervecita a medio día en los numerosos locales del entorno…Maneras de vivir que han ido conformando nuestra idiosincrasia y forman parte de nuestro acervo cultural…

En general los españoles somos muy dados a todo esto aunque como somos diversos, se perciben peculiaridades según hacia donde miremos…Pongamos que lo hacemos hacia el sur…Los andaluces de la costa siempre hemos vivimos de cara al mar que para nosotros es un referente cargado de una Historia desde viene de lejos, desde la más remota antigüedad… Hasta nuestras costas llegaron tartésicos, fenicios, cartagineses, griegos, romanos y musulmanes. Todos han ido configurando nuestro carácter más o menos abierto, acogedor y versátil por su gran capacidad para adaptarse a los cambios y asimilar elementos culturales de cada pueblo. Ese mismo carácter es el que hoy nos distingue y define nuestras singularidades…Por eso hablamos, somos y pensamos así y por eso hemos sabido desarrollar una especial competencia para acoger y atraer a un turismo que, ya sea nacional o extranjero, acaba sintiéndose a gusto… Y este talante unido a un clima benévolo, amable, con muchas horas de luz y de sol junto a temperaturas moderadas durante todo el año, justifica el atractivo de esta tierra cuajado en una tradicional manera de ser y de vivir cuya culminación queda plasmada en múltiples fiestas populares, verbenas y ferias al calor de las cuales fue creciendo cierta pasión por las terrazas, la vida en la calle y al aire libre en general…

Pero dejando de lado los tópicos sobre mi tierra, casi todos fáciles de desmontar, todos comprendemos que, aunque estamos integrando costumbres que giran en torno a la covid, el cierre de los establecimientos aumenta nuestro desánimo y abatimiento… En general nos preocupamos e informamos. El ‘parte’ diario con las noticias se ha instalado en nuestra cotidianidad, en nuestras conversaciones y rutinas, porque de ellas depende que podamos salir o no de nuestro pueblo o ciudad, que podamos sentarnos o no en una terraza e incluso ver a familiares y amigos que residan en otras localidades o fuera de la Comunidad…La ciudadanía capea y combate el temporal como puede, con grandes dosis de humor, buena voluntad y paciencia llegadas, como no, de la mano de un cierto temor a la enfermedad…

Me gustaría creer que los políticos -servidores públicos elegidos democráticamente por el pueblo soberano para que lo represente- hacen todo lo que pueden, nos cuentan gran parte de la verdad y actúan movidos por el bien común. Pero cuando les veo actuar, cuando les oigo en la TV o en la radio o les leo en la prensa o en las redes sociales, me da la impresión que viven en una realidad paralela, alejada de esta otra común al resto de los mortales…Les contemplo excesivamente preocupados por las movidas de sus partidos, por las campañas electorales, por la foto de turno y por mantener el liderazgo a toda costa…Tan distraídos y ensimismados que no son conscientes que han perdido la capacidad de sorprendernos porque nos hemos vueltos ‘resabiados’ con la experiencia y los ‘vemos venir’ como ahora, cuando suenan de sus bocas los primeros cantos invocando a la Semana Santa mientras los expertos, estupefactos, se echan las manos a la cabeza ‘viéndolas venir también’ desde su propia perspectiva…

No quiero ser pesimista, más bien todo lo contrario, pero tampoco puedo negar la evidencia. Y la realidad es muy compleja, entre otras cosas, porque quienes mandan se encargan de que así sea…Y a la pandemia, las nuevas cepas, las vacunas, los ERTES y el paro se suman las elecciones catalanas, la falta de solidaridad del Gobierno de Madrid y el juicio de Bárcenas que no para de echar más leña al fuego y primero decir ‘digo’ y luego ‘diego’ ¿Alguien da más? Tanto humo a nuestro alrededor que no sabemos hacia dónde mirar…Humo por la ‘derecha’ y más allá de la ‘derecha’, por la ‘izquierda’ y hasta por el ‘centro’, incluyendo a los ‘allegados…’

Nuestras mentes occidentales intentan explicar todo cuanto sucede y, sea cual sea la respuesta, una parte de la misma correrá por cuenta del ‘factor suerte’, siempre tan recurrente…La ‘suerte’ no dejan de ser una simple abstracción a la que invocamos cuando algo no nos sale como estaba previsto o nos interesaba…Una manera elegante de quedarnos al margen de la ecuación para resultar indemnes… Casi todos acudimos a ella ante determinadas situaciones: exámenes, una cita, la lotería, una enfermedad o un viaje y hasta en unas elecciones nos deseamos unos a otros ‘buena suerte’…O sea que ‘la suerte’ la concebimos como algo externo, ajeno e independiente que si actúa a favor nos beneficia y si no nos perjudica pero, en cualquier, caso alivia nuestra responsabilidad… Mala noticia: la ‘suerte’ no existe…

La humanidad necesitará mucho más que buena suerte para salir de esta y rescatar una ‘manera de vivir’ parecida a la de antes…Por eso es importante tomar conciencia de ‘grupo’, sabernos y sentirnos parte de la ‘colectividad’ porque solo así atajaremos la covid y solo así afrontaremos la profunda crisis que se nos avecina… La Historia Universal nos proporciona algunos ejemplos, verbigracia Alemania tras la dura derrota de la II Guerra Mundial. Una nación arrasada, con muchas de sus ciudades convertidas en escombros, la población trabajadora mermada y la economía destruida y aún así, los alemanes levantaron el país en tiempo record y todo el mundo comenzó a hablar del ‘milagro alemán’.

Esta misma guerra destruyó las ciudades japonesas de Hirosima y Nagasaki, objetivos de las bombas atómicas que el ejército norteamericano lanzó al amparo del Presidente Truman…Y Japón, también arrasada, protagonizó el otro ‘gran milagro’ según narra la Historia. Y es que el pueblo japonés es un claro ejemplo de ‘resiliencia colectiva’ que ha demostrado una gran capacidad de sobreponerse ante la adversidad… Los japoneses, como buenos orientales, no creen en la ‘buena o mala suerte’, ni en ‘buenas estrellas’ que se alineen en favor de algo o alguien… Ellos hablan de ganbatte, que puede traducirse como “esfuérzate al máximo”. Ganbatte kudasai -‘hazlo lo mejor posible’- no es un factor externo en la ecuación porque en la mentalidad nipona “si te has esforzado al máximo es ya un éxito, aunque el resultado que obtengas no sea óptimo” y es esta actitud de máxima exigencia de uno mismo, lo que acaba obrando el milagro…

No sabemos cuánto más durará la pandemia, cuantas veces más confinarán nuestras ciudades y cerrarán las tiendas, negocios y bares…No sabemos cuándo rescataremos nuestra nueva manera de vivir, pero hasta que llegue ese día, casi mejor no implorar ni a la suerte, ni a las estrellas y dejar la alquimia en manos de la ciencia… No somos ‘uno’, somos muchos: Ganbatte kudasai

Nueva página en “Biografías”: Las mujeres bajo el franquismo: la Sección Femenina…

Febrero…

 De febrero siempre de ha dicho que es un mes ‘raro’ y diferente. Llega tras la cuesta de enero, climatológicamente es cambiante y además es el más corto, quizá por eso el refranero le ha prestado tanta atención: ‘Febrero el revoltoso no pasó de veintiocho; si treinta tuviera, nadie con él pudiera…En febrero loco ningún día se parece a otro…’ De momento ha comenzado gris, blanquecino y un tanto insulso…Un poco así…como casi todos…
Fotografía: mp_dc

Entramos en el segundo mes del segundo año de la pandemia…Parece que la tercera ola comienza a remitir lentamente. Algunas Comunidades llenan el ‘vaso hasta el borde’ y temen lo peor…¿Qué es lo peor? El límite de lo que hemos considerado peor ha sufrido ya algunos cambios aunque no sé bien si los criterios médicos-sanitarios se han adecuado a los económicos o al revés…Pero ahí estamos. Cada cual en su municipio, provincia o comunidad según corresponda…Con los comercios abiertos o cerrados, con terrazas o sin terrazas…Todos atentos al toque de queda, a las noticias de última hora a ver si, por fin, la curva desciende y se aplana para transformarse en meseta…

Febrero llega después de un enero desasosegado y difícil…Primero nos trajo la nieve, luego el hielo y el frío, mucho frío… ‘Filomena’ nos sorprendió a todos y ha pasado a los anales de la historia de la meteorología al superar cotas de nieve, hielo y frío de hace más de medio siglo. Luego se produjo el parón, el retraso y la crisis de las vacunas, justo cuando la cepa británica comenzaba a mostrar sus efectos en nuestro país… Después llegaron borrascas varias que cambiaron el azul del sur por el gris del norte y así seguimos… Y por medio los ‘enjambres sísmicos’ en Granada…Demasiada intensidad para los primeros 31 días del este nuevo año…

En el plano internacional lo más destacado fue el esperado relevo de Donald Trump…La ceremonia de la toma de posesión de Joe Biden -de la que hablé en otro post- fue sencilla aunque llena de simbolismo en claro contraste con su antecesor…Las dos mujeres más cercanas a Biden pusieron la elegancia al servicio de la Historia…Harris, la nueva vicepresidenta, vistió un traje sastre blanco con el que homenajeó a su madre, Shyamala Gopalan Harris, quien llegó a EE.UU. procedente de India con 19 años. Activista de los derechos civiles, esta investigadora del cáncer de mama murió en 2009. Bajo la chaqueta, una blusa con lazo al cuello a juego evocando a la célebre ‘dama de hierro’, Margaret Thatcher, toda una una metáfora de la mujer que rehízo las reglas de la política británica de la década de 1980… Por su parte, Jill Biden, la primera dama, optó por un look histórico a la diseñadora Alexandra O’Neill, que lanzó su marca en 2017, luciendo en el evento a las víctimas del covid un vestido color morado…Todo un guiño al movimiento sufragista… 

En nuestro país ha proseguido el proceso de vacunación con sus más y sus menos…Enero ha sido testigo del debate traído a colación tras el desvío de algunas dosis ‘sobrantes’ hacia determinados ‘allegados’ políticos a las Consejerías de Sanidad y Alcaldías varias, tanto de la derecha como de la izquierda… Qué triste que en esto haya habido coincidencia y que los protagonistas se han defendido con idénticos argumentos. Parece que la inmoralidad no tiene color y que todos los partidos se han quedado sin razones para su defensa… Los que se han ‘colado’ han dejado sus cargos por imperativo del partido aunque ninguno ha tenido la decencia de reconocer su error…Cosas de los ‘egos’, ya se sabe…

También en enero tuvo lugar un nuevo roce en el seno del Gobierno de Coalición pues el PSOE registró en solitario la Ley de Igualdad de Trato o ‘Ley Zerolo’, con gran disgusto de UP por no haber contado con ellos ni con el Ministerio de Igualdad que, a mi entender, debería estar al tanto… La verdad, en esta coyuntura tan compleja, lo que menos interesa son desaires entre los socios que desestabilicen el ejecutivo… Ahora más que nunca la ciudadanía necesita observar unidad de actuación. Los ‘trapos sucios’ mejor lavarlos en casa, en la intimidad y sin que trasciendan…

Por lo demás la vida continúa…Eso sí, dentro de un extraño orden, totalmente alterado por la pandemia…De momento he conseguido esquivar al ‘bicho’ aunque no puedo fiarme porque es mucho más listo y resistente que yo, así que no puedo bajar la guardia…El silencio y la soledad han transformado mi habitat en un espacio muy apropiado para el enriquecimiento personal en el que comienzo a experimentar las bondades de mirar hacia dentro intentando descubrir quien soy y quién quiero ser el resto de mi vida…

Con el confinamiento empecé a percibir de otra manera mi condición de ‘ama de casa’, un rol que siempre desempeñé a duras penas y que ahora me permito disfrutar con el objetivo de mantener un entorno agradable, a mi gusto, que voy degustando a diario … Echo de menos a muchas personas, familiares y amigos, que ahora no veo y muchas cosas, entre otras, coger carretera y manta para salir a hacer fotos donde me plazca, sobre todo, arrastrar mi maleta por estaciones y aeropuertos…Aguardar cerca de una puerta de embarque sentada, tomando un café o una cerveza, entretenida observando la diversidad humana: colores de piel, de ojos, de pelo… Oír palabras en diferentes y variadas lenguas…Contemplar los abrazos tiernos de despedida o los abrazos apasionados de llegada… Besos por doquier…Nunca me había parado a pensar cuántas emociones pululan por estos espacios de tránsito, cuánta normalidad desplegábamos y qué poca consciencia teníamos de que así fuera…Así que sí, hecho mucho de menos esa otra vida en la que de vez en cuando deambulaba anónima entre tanta gente bajo el run run de fondo de miles de ruedas girando sobre el suelo, todas a un tiempo, con parada en largas colas de acceso a trenes o aviones…A parte de mis hijos, comienzo a tejer en mi cabeza un nuevo plan y un posible destino…Sé que de momento no puedo, pero debo…

El Prat: mp_dc

Febrero comenzó gris, blanquecino e insulso pero con el sol intentado abrirse paso entre las nubes…Como casi todos…

Nueva página en ‘Biografías’: Amalia Cabrera. la pionera de la fotofrafía…

De la ‘res pública…’

La palabra ‘república’ etimológicamente procede del latín y significa ‘cosa pública’.Es decir, que está relacionado con todo lo que sea de interés común…Cuando los gobernantes son elegidos éste debería ser su cometido: trabajar por el bien de la colectividad, ocuparse y preocuparse de ‘lo público’…No obstante, siempre hay quien utiliza lo público para promover ‘lo privado…’ Aunque nadie debería morder la mano que le da de comer…
Imagen Internet

Hace un par de semanas, más o menos, escuchaba a la Ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, en unas declaraciones en las que, siendo preguntada sobre el comportamiento bochornoso del Rey emérito, contestaba con acierto, inteligencia y sutileza propias de una mujer de izquierda, que ahora es el momento de ocuparse de la “res publica”, de las ‘cosas de comer’, todo a su tiempo… Y es que los políticos parecen haber olvidado su principal cometido: trabajar para res publica. Esta palabra o palabras (res publica) en boca de una política suena a gloria bendita, a música celestial, a responsabilidad, a conciencia social, a integridad, a honradez, a que conoce el terreno que pisa y lo que se trae entre manos…

No hace falta recordar, aunque lo haré, que el término ‘república’ etimológicamente procede de latín. Hemos de remontarnos a la primera etapa de la historia de Roma para encontrar esta forma de gobierno que, dicho sea de paso, sustituyó a la monarquía y condujo a Roma, desde el año 509 al 27 a.C., hacia el esplendor del Imperio… A lo largo y ancho de la Historia el uso de esta palabra se ha ensanchado añadiendo al primitivo significado otros más coloquiales según contextos, acepciones ligadas no a la política sino a situaciones que presentan ciertos matices tal vez derivados del uso coloquial…Según la RAE la voz ‘república’ además de ser definida como lo que es, una ‘forma de Estado’, presenta otros significados como por ejemplo ‘lugar donde reina el desorden’ o ‘grupo de personas, generalmente jóvenes, que conviven para repartir gastos’… Ahí queda eso…

En el María Moliner, mi diccionario favorito, encontramos tres acepciones, desde mi punto de vista muy clarificadoras, sobre todo la segunda: “Conjunto de cosas de interés común para todos los ciudadanos de una nación”, significado que encaja con el sentir popular de la Antigua Roma tanto en cuanto se refiere a la esfera pública en general. Por cierto, conceptualmente, este término fue adoptado por los ingleses para denominar a la Commonwealth o Mancomunidad que agrupa a los estados y territorios que formaron parte del Imperio Británico. En definitiva la res publica y república conectan en el origen aunque la inevitable sinergia no impida que ambos conceptos se puedan utilizar por separado según contextos…

Así, durante la Edad Moderna, la monarquía española llamaba ‘repúblicas’ a las pequeñas villas y ciudades del Reino a cuya cabeza y en la cúspide del poder se situaba el monarca de marras. In illo tempore se extendió una visión ‘paternalista’ de la Monarquía que se extrapoló a la ‘familia’ como unidad comparable en su estructura y funcionamiento a una ‘pequeña república’ presidida por el pater familias…Dicho de otra manera: el rey era su reino lo que el padre a su casa… Esta perspectiva que asimilaba el ‘reino’ a la family no está del todo superada, diría yo, de ahí que la familia real -ahora menos- haya sido utilizada durante años por el ‘estado’ como modelo familiar a imitar por los españoles de pro que tanto llegaron a simpatizar con ella…

Pero no nos engañemos, las cosas han cambiado aunque la derecha radical se empeñe en mantener estas y otras estampas e incluso retroceder hasta colocarnos en algunos capítulos anteriores de nuestra Historia presente, capítulos en los que el sustantivo ‘república’ está demonizado y es cosa de ‘rojos’, un concepto anacrónico donde los haya. Como ya sabemos, hoy por hoy, la ‘república’ está siendo reivindicada tanto por la derecha como por la izquierda: una cosa es la forma de Estado y otra el partido que gobierne. Véase Cataluña…

Pero retomando el inicio de este post, oigo a muchos políticos hablar con bastante pudor y reticencia de república y a demasiado pocos de la res publica. Tal vez sea porque parece que esta cuestión afecta sobre todo a marginados, inmigrantes, obreros, desfavorecidos, a pobres, en vista de lo cual el ‘bien común’ comienza a sonar a ‘reparto’ y a ‘igualdad’ y los que tienen nunca querrán repartir con quienes no tienen. Será por eso que el gobierno de Isabel Ayuso – ella es así- pretenda atender dicho bien común con la buena voluntad y la solidaridad de algunos madrileños de los que, seguramente, muy pocos de los que acudan vendrán del barrio de Salamanca, Goya, Castellana, o Chamartín, lugares con mayores rentas…La Presidenta lleva tiempo pretendiendo subsanar una parte de las deficiencias sobrevenidas con la pandemia o el temporal a base ‘voluntad…’ Por eso ha solicitado voluntarios en varias ocasiones. Primero invitó a médicos y enfermeras para que atendieran el Ifema. Luego pidió rastreadores y después personal sanitario para el Zendal, hospital en el que hasta los pacientes fueron voluntarios ‘con autonomía para el aseo y estables…’ (Por cierto, que Ayuso adjudicó a dedo la seguridad del Isabel Zendal a la empresa de una exconcejala del PP en Alcorcón). Por pedir que no quede…Finalmente, este trágico fin de semana en el que la Presidenta estuvo desaparecida desde el viernes, no sin antes dejar encendidas las calefacciones de todos los colegios e institutos de Madrid y despedirse informando que «la nieve nos dirá cómo evolucionan calles y caminos durante el fin de semana», después de reaparecer como si nada a las 11.30 de ayer tras una noche infernal (al menos para los demás, no sabemos para ella) con cientos de carreteras cerrada y miles de coches atascados en calles y autovía, aún así, no tuvo el menor pudor de solicitar nuevamente voluntarios, esta vez, para limpiar las calles… En fin, va a ser verdad que la res publica tiene tantas acepciones -o más- tal y como indica la RAE y, visto lo visto, muchas más formas de interpretarla o entenderla lejos o al margen de su significado político por excelencia…

Personalmente y en lo que a mí se refiere, hace muchísimo tiempo que me ocupo de la res publica tras declarar la república independiente en mi propia casa. Yo misma lo hice por mi cuenta aún antes de emanciparme de mis padres, estatus que mantuve durante los años de matrimonio y que apostillé luego como mujer libre, separada y finalmente divorciada. Nunca acepté otra tutela que no fuera la mía propia y, puedo decir a boca llena, que esto constituye uno de los legados de mayor peso que dejaré a mis hijos, particularmente a mi hija, reivindicativa desde los tres años cuando ponía sobre la mesa sus preferencias respecto al vestuario para ir al cole… O mi hijo mayor que siguiendo mis pasos hace lo que considera por encima de lo que se le dice y, por supuesto, mi hijo Carlos, que se ganó el diploma al ‘más independiente’ cuando asistió a un campamento de verano… Estos conatos de rebeldía han ido cuajando y tomando poco a poco desde el convencimiento, la experiencia propia, la sensatez y la responsabilidad, pilares fundamentales para llegar a ser adultos independientes…

Enero…

Entró enero casi sin darnos cuenta y para comenzar tal y cómo acabó, con la covid de por medio, a punto de declararse la tan anunciada como temida ‘tercera ola’…
Fotografía: mp_dc

Hoy tengo 365 nuevas oportunidades.

Anónimo

Entró enero casi sin darnos cuenta para comenzar tal y cómo acabó, con la covid de por medio, a punto de declararse la tan anunciada como temida ‘tercera ola’…Llegó enero solapado, medio camuflado entre los últimos días de diciembre y tras varias borrascas que han vestido de blanco el norte de nuestro país. Frío y seco comenzó el segundo año bajo la amenaza del coronavirus y sus mutantes, una nueva cepa que, al parecer, afectó primero a los ingleses y ahora reaparece en el campo de Gibraltar obligando así al gobierno de la Junta, a cerrar algunas localidades para impedir su expansión desde Andalucía al resto de nuestra geografía. Mucho trabajo han dado los ingleses en esta zona antes y ahora a cuenta de ‘brexit’ y su fea costumbre de pactar in extremis, una estrategia que de momento les ha dado resultado. Así que sí hubo acuerdo. Al final los trabajadores andaluces podrán pasar al Peñón a trabajar, se eliminará la ‘verja’ y se abrirá un espacio Shengen controlado por España. El año comienza con una alianza que pretende ‘construir un espacio de confianza’ durante los cuatro primeros años, practicando medidas beneficiosas para ambos países. Así que, finalmente el 31 de diciembre, la población del Campo de Gibraltar cuya economía depende en gran parte de las actividades que llevan a cabo en la ‘Roca’, pudieron tomarse las uvas tranquilos al saber que sus trabajos estaban a salvos, al menos, de momento…

Y mientras aquí continuamos el toque de queda y diversas disposiciones según el estado de los contagios en cada territorio, Wuhan celebró en masa la entrada del 2021: “Tenemos derecho a disfrutar”, declaraba un joven, al tiempo que otros gritaban las ganas que tenían de recuperar el tiempo perdido…

Imagen Internet

‘Recuperar el tiempo’ es una sensación que muchos experimentamos aunque sea ilógica e imposible. El tiempo que pasó es irrecuperable pero todos entendemos qué quiere decir esa expresión. Basta mirar fotografías de Wuhan en Nochevieja para sentir que ‘recuperar el tiempo’ es lo que intentan. Vivir intensamente como si se pudiera vivir el doble para ponerse al día, como si no hubiera un mañana, como si hubiera lleggado el final y no quedarán más oportunidades… En fin, la imagen contagia entusiasmo y esperanza, ambas cosas nos harán falta para continuar transitando la pandemia porque, nos guste o no, aún queda mucho por delante. Al menos, esa es mi impresión…

Las cifras cantan. El primer día del año ya hemos rebasado los 83 millones de contagios con EE.UU a la cabeza y Trump agitando a sus seguidores para aguar la fiesta a su sucesor que jurará el cargo el próximo día 20. El espectáculo continúa. No creo que Trump cierre la boca hasta el final y después, con las manos libres, interferirá cuanto pueda -que será mucho- porque posee medios y acólitos de sobra para hacer ruido…

Por otro lado enero debería haber comenzado aquí en España, inoculando masivamente a mayores y sanitarios. Pero para nuestra vergüenza ya se ha ralentizado el calendario y han aparecido los primeros problemas de conservación. Tanto hablar de la responsabilidad ciudadana frente a las vacunas y parece que los mandamás de los ‘taifas’ no se dan cuenta que es el momento de tirar la casa por la ventana en lo que a sanidad concierne. Es imposible establecer un ritmo potente de vacunación, teniendo que desplazar sanitarios a las residencias de mayores, sin contratar más personal…Intentar atender la demanda con el déficit actual no cabe en cabeza de nadie…Pronto llegará la nueva la nueva remesa para las segundas dosis ¿estarán subsanados los problemas de almacenamiento frigoríficos? Ojalá…Menudo ridículo haríamos en Europa…

Preocupa el calendario y también el porcentaje de negacionistas que afirman no querer vacunarse, preocupación que crece aún más al hacer una lectura en ‘clave política’. Me explico. Según el análisis de los expertos (CIS) si plasmáramos sobre un diagrama de barras el grado de aceptación de la vacuna, crecerían las barras correspondientes a los simpatizantes de los partidos situados en los extremos del arco parlamentario, tanto a la derecha como a la izquierda, una polarización que encabezan VOX y la CUP. Los datos también confirman un aumento de población dispuesta a inocularse entre los votantes del gobierno de coalición, es decir, entre simpatizantes del PSOE y de UP.

Llama poderosamente la atención que apenas un 0,3% demande más información de carácter científico o se preocupe por el origen de la vacuna y en cambio muestre una fe ciega en determinados líderes políticos, negándose porque así lo dicen como máximos representantes. Este ‘aborregamiento’ asusta. Suena a adoctrinamiento y a considerar a los líderes investidos con cualidades que van más allá del carisma o la razón, más bien la ‘sin razón’ diría yo…Creer en alguien solo porque ese ‘alguien’ lo dice linda con la fe, esa que se define como ‘creer sin comprender’ que tanto han defendido los cristianos-católicos…Da que pensar que quienes se alinean con ideologías extremas decidan cuestiones de salud siguiendo criterios relacionados con la política y no con la ciencia o la salud, lo que para mí es algo así como confundir magnesia con gimnasia, churras con merinas o el culo con las témporas… Esta fe recuerda a la que otrora muchos tuvieron en Franco y en Hitler, admirados como hombres, adorados como dioses, ídolos caídos y enterrados en los libros de historia, los mismos que algunos pretenden resucitar…

Personalmente ‘enero’ asomó benévolo en la placidez del sueño de una noche que quise vivir ajena al festejo, a mi manera, como si el calendario no fuera conmigo porque si quiero o no celebrar que sea cuando me lo pida el cuerpo, cuando pueda ser y no cuando el almanaque aparezca tachado de rojo…

Así las cosas, con mi lista de propósitos y la agenda sobre mi mesa, me dispongo a vivir enero y el resto del año como buenamente pueda porque, a pesar del ruido de fondo, de las incertidumbres, las nostalgias y las ausencias…la vida sigue imparable su curso…

Epílogo…

El 2020 está a punto de extinguirse. El año de la pandemia nos ha marcado y, tal como predijeron diferentes voces  conocidas y anónimas. Y hemos tenido la oportunidad de aprender mucho sobre nosotros y sobre los demás.
Fotografía: mp_dc

El 2020 está a punto de extinguirse. La verdad es que me apetecería cerrar dando un buen portazo aunque, en realidad, he tenido años peores, mucho peores. El año de la pandemia a mí como a tantas otras personas, me ha privado de besos, de abrazos, de encuentros, de viajes, de comidas, de teatro, de cine y de mucho más e incluso me ha arrebatado la posibilidad de pasar unos días con mis hijos, obligándome a compartir con ellos a través de la pantalla…No ha sido igual pero hemos hablado y todos, sin excepción, hemos relativizado valorando la salud como el mejor regalo, el bien por excelencia, desterrando de un plumazo cualquier amago de queja…

A partir del 2013, en el plano personal el año de inflexión, el terribilis, el de la crisis existencial, siguiendo los consejos de mi terapeuta comencé a anotar en un cuaderno un listado de los retos a conseguir en el próximo. He aprendido mucho sobre mí misma haciendo esto. Enseguida comprendí que las metas no podían ser ni muchas ni muy pretenciosas y descubrí que el secreto de la felicidad -hoy por hoy para mí sinónimo de tranquilidad y paz interior- está en las cosas más sencillas, cotidianas y pequeñas esas que, a menudo, nos pasan desapercibidas. Por aquel entonces mis aspiraciones no llegaban más allá de llevar a Pablo –mi nieto- por primera vez al cine, al cole o enseñarle algunos juegos y esperar que la vida me concediera el tiempo necesario para compartir con mis hijos algunos momentos más, aunque fueran pocos… Afortunadamente algunos deseos ya los he cumplido. Y, ahora, a mi lado tengo de nuevo la libreta para escribir las propuestas y desafíos para este año que comenzará tal y como acabó: lleno de incógnitas, dudas e incertidumbres…

No obstante el 2020 más que ningún otro año, me ha enseñado que soy interdependiente, que cada uno es un eslabón, uno solo, de una larga cadena de interdependencia. Dependemos unos de otros y todos de la naturaleza,del planeta…Esto también me lo enseñó la pandemia. De ahí que haya valorado más que nunca a los ‘trabajadores esenciales’: desde el panadero que madruga para que desayune por la mañana, los agricultores o los repartidores de bombonas pasando por los bomberos, la policía, las trabajadoras de la limpieza, los repartidores de comida, los que atienden los supermercados hasta descender a los farmacéuticos y sobre todo al personal sanitarios, nuestros héroes anónimos que lo han dado todo…

El año de la pandemia nos ha marcado y, tal como predijeron diferentes voces conocidas y anónimas, hemos tenido en nuestras manos la oportunidad de aprender sobre nosotros, sobre los demás, sobre la vida, sobre la muerte…Y es por eso que hemos querido recuperar viejas amistades acurrucadas en el olvido, personas a quienes unas veces por falta de tiempo y otras por pereza dejamos de llamar pero que enseguida respondieron, viejos compañeros de trabajo que no viven en nuestra localidad, con los que conectamos porque supimos que el covid les afectó y que ahora está de vuelta en nuestro universo cotidiano.

El confinamiento nos ha dado tiempo para hacer limpieza en todos los sentidos. Quien más quien menos se dio cuenta que hacía mucho que no revisaba los cajones del mueble de salón hasta arriba de papeles inútiles…O el armario abarrotado de ropa que ya no se pone y que puede ser útil a otros…Y también ha tenido tiempo de comprobar quiénes son verdaderamente amigos, esos que conforman el grupo de allegados, la otra parte de la familia que se preocupa y ocupa de nosotros en la distancia corta o larga y están pero siempre presentes, unidos por hilos invisibles de cariño y afecto…Así que sí, la pandemia ha sido una gran ‘maestra’ aunque cruel y despiadada con aquellos a quienes ha arrebatado a sus seres queridos, condenados a morir en soledad…El 2020 ha sido el año en el que las palabras solidaridad, tolerancia y respeto han alcanzado pleno sentido, la muerte en muchos casos ha ganado a la vida y a todos nos ha obligado a recordar que somos aves de paso…

Como país hemos asistido a muchísimos vaivenes, idas y venidas y múltiples escándalos por parte de algunos dirigentes, instituciones o actores sociales…La clase política, a pesar de vivir una situación tan inesperada como insólita, no ha dado muestras de solidaridad ni tolerancia y no todos se han mostrado dispuestos a remar en la misma dirección. El nuevo gobierno ha cometido errores, sí. Pero no más que cualquier otro. Los líderes de la oposición han pretendido salvarse a sí mismo y después al partido y la Cámara, lugar sacrosanto de la democracia,se ha ido impregnando de una sustancia contaminante, inoculada por la derecha radical, hasta enrarecer el ambiente e infectar la dialéctica ya de por sí mancillada con una terminología anacrónica y desfasada que retrotrae al pasado

A pesar de todo se han conseguido algunos logros, aunque con la oposición frontal de las derechas: el dictador Franco ya descansa donde debe. Billy el Niño ya no está entre nosotros aunque se fue solo, con todas sus medallas y reconocimientos… La ley Wert ha sido sustituida por la ley Celaa. Aún no conozco los detalles, ni sus bondades pero no creo que pueda ser peor… Por fin se aprobó la Ley de la Eutanasia y algunos ciudadanos podrán morir dignamente. Los presupuestos de Montoro pasaron a la historia… Algunas personas ya comenzaron a cobrar el ingreso mínimo vital…Albert Ribera cambió la política por la abogacía aunque flirtea con la TV. Cataluña parece más calma con las urnas convocadas para febrero…‘ El emérito’ no volvió a casa por Navidad y su hijo, el Rey, se dirigió a los españoles como cada año…No mencionó a su padre. Ni una palabra. Aunque afirmó que los ‘principios morales y éticos obligan a todos’ y se centró de lleno en la pandemia y en las consecuencias económicas… Al parecer no sabe, no contesta…Y las primeras vacunas ya se han estrenado en residentes y personal sanitario…Ojalá funcione…

A los lectores fieles u ocasionales les deseo salud y agradezco sus amables lecturas…A los compañeros blogueros les deseo creatividad. Que las ‘Musas’ nos acompañen a todos y nos inspiren hermosos textos para nuestro deleite y placer de nuestros lectores. Que los dioses nos protejan…¡Salud!