Vamos a contar mentiras tralará…

‘Salvar la Navidad’ ganó a ‘salvar la vida’, un auténtico despropósito. Como ciudadana de a pie estoy cansada de tanta milonga, de que me den coba y me tomen el pelo. Harta de que pretendan colgarse medallas que no les corresponden, que hablen y hablen sin decir nada, que se protejan unos a otros: hoy por tí, mañana por mí…
Fotografía: mp_dc

El día de Reyes pondrá el broche de oro a las Navidades de la covid…La estela de contagios, ingresos y fallecidos a consecuencia de esta celebración con la apertura de bares, centros comerciales, reuniones sociales, etc, etc serán visibles los próximos días. A partir de ahí comenzarán los golpes de pecho y entonaremos un mea culpa sin vuelta atrás porque, posiblemente, ya nos encontremos en los preludios de la temida tercera ola…

Hace un par de días, apenas unos minutos después de publicar el post anterior Enero, Graciela Pinto me escribía el siguiente comentario: Y en este remoto paisito del Sur, llamado Uruguay, estamos remontando la primera ola y aún sin alguien que quiera vendernos vacunas…demasiado pequeños para los grandes intereses del mundo…Después de leerlo comprendí que la mirada vertida sobre la pandemia y sobre las vacunas se me había quedado demasiada corta. Desgraciadamente la covid no solo concierne a Europa, ni siquiera sólo a Occidente. No. Esta vez es un problema mundial que afecta a la todos los países: grandes y pequeños, ricos y pobres…Decidí que no estaría de más ampliar el foco y mirar hacia ese ‘paisito’ con la curiosidad propia de quien lo desconoce y el respeto de quien se asoma a casa ajena…

El periódico El Observador me confirma lo que Graciela ha comentado: esta semana es clave en el tema de la vacunación y el gobierno mantiene conversaciones con farmacéuticas estadounidenses y alemanas…Leo en otro periódico, La Diaria, que una senadora del Partido Nacional (de centro derecha) ataca a Pepe Mugica por su falta de colaboración en el suministro de vacunas, dada la ‘presunta’ notoriedad y reconocimiento mundial del que goza el ex presidente… Muy cómodo culpar a quien ya no está… Aquí en España lo llamamos ‘la herencia de pasado’, una excusa muy recurrente para nuestros políticos… Es obvio que no poseo datos ni manejo información pero enseguida me doy cuenta que ‘allá como acá’ se trata de lo mismo: ‘mismo perro con diferente collar…’ Que unos por otros y la casa sin barrer, que los ‘poderosos’ parecen cortados por el mismo patrón… A continuación paso a leer en El País.com que el Gobierno negocia ‘cinco’ vacunas pero ninguna inminente. Y sin plan de vacunación ni vacunas, el Ministro de Sanidad se dispone a comparecer en el Parlamento…Se percibe descontento y desacuerdo en el seno del Ministerio…De paso, echo un vistazo al tema de las vacunas en el resto de países hispanos y, salvo los grandes, dan ganas de llorar…No comment

Y tras esta brevísima mirada hacia el país hermano se me ocurre pensar que somos afortunados por tener en casa las vacunas e irresponsables al no otorgarle la prioridad que merece a pesar de las fechas. ‘Salvar la Navidad’ ganó a ‘salvar la vida’, un auténtico despropósito. Como ciudadana de a pie estoy cansada de tanta milonga, de que me den coba y me tomen el pelo. Harta de que pretendan colgarse medallas que no les corresponden, que hablen y hablen sin decir nada, que se protejan unos a otros: hoy por tí, mañana por mí…

Primero nos hablaron del principio del fin de la pandemia luego de la vuelta a la vieja normalidad -como si fuera posible- después hicieron un recuento y un cálculo de probabilidades según el cual al final del verano estaría vacunada el 70% de la población…Se publicitaron todos los Gobiernos paseando por las redes y medios de información cientos de imágenes de Araceli Hidalgo, 96 años, primera persona inoculada en España lo mismo que hicieron en cada Comunidad…Y a partir de ahí bajón en el ritmo de vacunación interrumpido ex profeso por la Nochevieja, Año Nuevo y preámbulos de Reyes…No se contrató personal sanitario extra para sustituir a quienes disfrutaban sus merecidas de vacaciones… Y las redes sociales siempre atentas, oportunas e ingeniosas pusieron en circulación tablas de cálculos según las cuales, a este ritmo, se necesitarán años para alcanzar la inmunidad de rebaño…Y sinceramente, no todo es baladí, algo de verdad habrá, seguro…Ya lo dice el refrán: cuando el río suena…

Más mentiras. El pasado 23 de diciembre, la Comunidad de Madrid informaba sobre las dosis recibidas, desglosando el primer calendario de vacunación. La información se completaba diciendo: “Hoy el Consejo de Gobierno, y con carácter de emergencia, ha aprobado la contratación del suministro de jeringas con agujas para la administración de la vacuna para inmunización de la población frente al virus, por un importe total de 229.900 euros (IVA incluido)”. Pero enseguida la Presidenta Ayuso, como viene siendo habitual en ella, comenzó a difundir sus reproches al gobierno central por la gestión de las vacunas, quejándose -otra vez- por no haber recibido dosis suficientes. Primero dijo que contrataría rastreadores. No lo hizo. Luego comunicó haber creado 46 equipos para atender a las residencias de mayores más otros 22 que tenía en reserva, pero sólo ha vacunado al 6% y a continuación entrega la campaña de vacunación a la sanidad privada en detrimento de la pública a la que tiene totalmente descuidada…La señora Ayuso proclama ahora en Twitter que se ‘vacunará mañana, tarde y noche’ luego dirá que lo ha podido hacer gracias a la privada…Y mientras tanto, entretenidos en estas cuitas, poco se habla del famoso Hospital Zendal, el hospital de la pandemia, el referente del mundo mundial cuya inversión probablemente supere los 100 millones de euros aunque, en realidad, su coste final constituye una incógnita…

En fin Graciela, sólo me resta añadir que ‘acá como allá’ la transparencia brilla por su ausencia. “Los poderes fácticos pueden mucho” eso te contesté, por eso intentan distraernos con humo por aquí o fuegos artificiales por allá, para que no miremos en la dirección correcta… No les interesa que sepamos la verdad y prefieren que seamos ‘rebaño’ antes que ‘inmunes…’ Demasiados ‘intereses creados’… Y nadie hará nada porque quienes pueden no quieren y quienes quieren no pueden…Y efectivamente los peces grandes acabarán devorando a los pequeños ..¿Alguien da más?

Y sí, ‘resistiremos’…Mis mejores deseos para ese ‘paisito del sur…’

Los ‘maquis’ del covid…

‘La negación de lo evidente es simplemente ignorancia’

Hoy me llamó una amiga para saber qué tal estaba y de paso me regañó por algo que escribí sobre las vacunas…Me preguntó si era una ‘maquis’ del covid como Miguel Bosé, por aquello de pertenecer a su quinta…Me extrañó que lo pensara porque considero que me conoce bien…Luego conversamos de buen rollo claro. Argumentó con vehemencia, defendiendo que había que sacrificarse para ofrecer un futuro a nuestros niños y a los jóvenes y que si por edad me tocaba ser de las primeras en vacunarme que debía hacerlo por responsabilidad, porque esta es la guerra que nos ha tocado y tenemos que vencer al enemigo…Después de colgar lo reflexioné. Reconozco que me gustó su perspectiva sobre el asunto. Me pareció una mirada generosa, solidaria, una posición práctica con betas de cierto altruismo…Me gustó tanto que me inspiró esta entrada…Así que ¡gracias querida…!

Según se ha podido comprobar en el devenir de la historia la ‘resistencia’ y la ‘transgresión’ han constituido dos importantes motores de cambio. Existen muchas formas de resistencias tanto activas como pasivas y el negacionismo es una de ellas. También hay muchas formas de negar y la negación de la negación es una afirmación. Vivimos un tiempo de cambio, de incertidumbre, de catarsis social que no sabemos dónde nos llevará. Más que nunca la comunidad científica está entregada buscando tratamientos y, sobre todo, una vacuna que nos inmunice y nos salve. No desconfío de ellos. Sé que se mueven por intereses profesionales y científicos, que publican y difunden sus trabajos para ponerlos a disposición de sus colegas con quienes colaboran, porque el fin último común es salvar vidas…Desconfío de los poderes fácticos, actores estratégicos, influyentes y poderosos que mueven los hilos para impulsar o detener la marcha de la sociedad o el desarrollo económico en función de sus propios intereses. Tales poderes -el dinero, la prensa, las iglesias, los estamentos militares- y las personas u organizaciones que están tras ellos -denominados grupos de presión- tienen suficiente ‘poder’ como para afectar o permitir la gobernabilidad…

También es cierto que no me merecen crédito algunos líderes internacionales. Directamente no creo en ellos porque observo, hasta donde soy capaz, que se mueven para favorecerse a sí mismos a fin de obtener réditos o ganancias materiales (dinero, bienes en general) o inmateriales (prestigio, fama, poder…). Y sí, puede que me asuste un poco que las primeras vacunas salgan al mercado poco experimentadas o con dudosa eficacia, impulsadas por las farmaceúticas y apoyadas por ellos para sacar una suculenta tajada…Pero de ahí a negar la pandemia y, por tanto, la necesidad de vacunar a la población incluso con carácter obligatorio si fuera necesario, existe un enorme trecho…

Por tanto no. No me posiciono para nada con ningún movimiento negacionista y menos el que lidera Miguel Bosé. El yogurcantante, del que apenas teníamos noticias desde hace tiempo, el mismo que se defendía cuando era tildado de ambiguo, rarito e indefinido entre otras etiquetas, parece haber reaparecido buscando algunos primeros planos como adalid de la ‘resistencia’ que niega el covid… Su actitud resulta, cuanto menos, tan dudosa como paradójica, viniendo de alguien cuya madre se cuenta entre las primeras víctimas del coronavirus y sobre todo, por la falta de coherencia pues el cantante convoca manifestaciones en las que no participa y niega el uso de mascarillas pero se la pone…Cualquier líder que se precie debe poseer como primera cualidad la credibilidad y Miguel Bosé, en este caso, no la tiene…

En general estos ‘maquis’ del covid consideran la existencia de una conspiración impulsada por los grandes líderes mundiales a fin de instaurar un Nuevo Orden Mundial. Se valen de la red y las redes sociales para desinformar y dejar correr bulos contra las medidas propuestas por la OMS como el uso de las mascarillas. No constituyen una corriente unívoca y no son apolíticos pues utilizan argumentos muy cercanos a ideologías ultraderechistas, aprovechándose del malestar social para agitar y generar ira. Los impulsores provienen de dos iniciativas principales: ‘ReVelión en la granja’ y ‘La Quinta Columna’ y su objetivo primigenio es hacer ruido y promover el discurso del odio permeado por un vocabulario bélico y represivo, llamando ‘bozal’ a las mascarillas o ‘campos de concentración’ a los hospitales…

A pesar de sus protestas y movidas “El estudio Wellcome Global Monitor 2019, realizado sobre 140 países y 140.000 personas, reflejó que ocho de cada diez ciudadanos (79%) están de acuerdo con la idea de que las vacunas son seguras, mientras que sólo un 7% está en desacuerdo y un 3% no sabe. En España, un 80% pensaba en aquel momento que las vacunas eran seguras…” Yo entre ellas…Y sí, vencer al enemigo es un deber de todos hacia todos…En ello estamos…